En los últimos años España ha venido asistiendo a un ciclo económico en el cual las dos notas más repetidas han supuesto el endeudamiento excesivo por parte del Estado así como unas tasas de desempleo notablemente elevadas, aspectos ambos criticados por el resto de países europeos, aunque bien es cierto que ninguno se libra de alguna nota negativa.

En cuanto al endeudamiento, si bien hace una década se cumplía sobradamente con el objetivo del déficit (menor al tres por ciento del PIB), debido a unas cuantas políticas económicas (entre las que habría que nombrar planes no demasiado estratégicos), hasta hace dos años (ya que ahora se está reduciendo) se multiplicó por tres, por lo que al final se acababa pagando más por los intereses que van aumentando en el plano de la financiación exterior, junto a la ya famosa prima de riesgo.

Anuncios
Anuncios

Gran parte de la culpa del déficit desbocado al que se llegó (aunque no contabilizado en los datos "oficiales" pero sí presente en los intereses que España pagaba) vino provocado por unos rescates milmillonarios a entidades financieras principalmente (Cajas de Ahorros), aunque no por ello hay que olvidar las ayudas públicas a empresas inmobiliarias, el rescate de autopistas privadas con fondos públicos... Todo ello ha costado a la ciudadanía española recortes por valor, solo en la banca nacionalizada más de cien mil millones de euros. 

Pero, ¿cual es el retorno que obtienen estos ciudadanos? ¿Tal vez una reducción en el precio del peaje de las autopistas rescatadas? ¿Una compensación futura en forma de pisos a bajos precios para gente sin recursos por parte de dichas inmobiliarias? ¿O tal vez unas plusvalías generadas por los intereses que se cobran a estas entidades ex-nacionales y ahora privatizadas del dinero público prestado?

El gran problema es que toman a la gente por ignorante y luego hay manifestaciones y revueltas.

Anuncios

Solo un dato muy esclarecedor: en España, la banca (según distintos análisis) solo tendrá capacidad para devolver la mitad del dinero público prestado; en Holanda, ING, que recibió del Estado 10.000 millones de euros, ya ha devuelto toda esa cantidad, con unas plusvalías para Holanda y, por ende, para todos sus ciudadanos, de 3.500 millones de euros. Allí ganan dinero, aquí se lo damos a los de siempre.



#Unión Europea