Hoy en la Moncloa se han reunido el Gobierno y los agentes sociales representados por CCOO, UGT, CEOE y Cepyme, para activar un programa que tiene carácter extraordinario referente a una ayuda a parados de larga duración, con cargas familiares y que no cobran ninguna prestación, pero que, además, les permitirán seguir cobrándola si encuentran un trabajo.

No se ha determinado la cantidad de la prestación, pero el gobierno considera 399 euros al mes, y en el universo de los beneficiaros tampoco se han puesto de acuerdo, aunque transcendió que el gobierno les entregará un documento concluyente próximo el 15 de diciembre, para que sea luego discutido en el Consejo de Ministros.

Anuncios
Anuncios

Los sindicatos no está muy de acuerdo con la cifra ofertada por el Gobierno, sugieren que esté por encima de la que dio el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con el plan Prepara de 426 euros y pretenden que sea de 480 euros mensuales, lo que tienen que valorar es si el beneficiario tiene o no cargas familiares. También los sindicatos solicitan al Gobierno que los beneficiarios sean unos 500.000, sin embargo el ministerio de Empleo bajó la cifra a 300.000 personas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se hizo acompañar por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, pretende que este programa sea aprobado antes de que finalice el año. La reunión que tuvo una duración de dos horas, en la que, además de este tema para beneficiar a los parados, se hizo una revisión sobre los progresos que han efectuado algunos compromisos que se habían adquirido el día 29 de julio.

Anuncios

Ninguno de los que participaron en la reunión aceptó declarar a la prensa y solo se limitaron a entregar un comunicado al final de la reunión.

El programa pretende la inserción al mercado laboral de todas las personas que se encuentren en #Paro y sin ningún tipo de ayuda, pero además que tienen dificultades para encontrar un trabajo. La ayuda económica está sujeta a la decisión que tomen las comunidades autónomas que son las que a fin de cuenta tendrán que ponerlo en práctica.