El pánico se ceba en los mercados financieros. Sin apenas catalizadores para subir que irradien optimismo, existen justificados motivos para ver concluir la semana con pérdidas generalizadas en los índices de cada país. Cierto es que el pasado jueves el Presidente del Gobierno #Mariano Rajoy en unas declaraciones en el Encuentro Empresarial dejó caer entre el personal asistente que "la #Crisis ya es historia por varios aspectos, forma parte del pasado", pero coincidió en un momento bastante turbio en una semana para olvidar, al manifestarse un cúmulo de insatisfactorias noticias que llegaban del exterior. Continuó con que el crecimiento de empleo, cuya tasa descenderá en 2015 a niveles de al menos 3 años y de ser al "mal visto" por todo el mundo, ahora encadena 5 trimestres creciendo.

Ha cambiado la percepción del País, pero habrá que esperar por ver si se cumple sus previsiones, recordando un crecimiento del PIB para el próximo año de más del 2%, pero tras la conclusión de la semana salda con un balance negativo suceptible de pensar que es posible, a pesar de la mejoría el "efecto arrastre" por otros países condicione a que España no crezca lo estimado por los ultimos datos publicados. El varapalo de la semana ha dejado al Ibex 35 con una pérdida de un 6.93%.

El Stoxx50 un 6.41%, el Dow Jones un 3.78% y el S&P500 un 3.52%. A tener en cuenta el desplome no visto desde 1987 en el indice de Grecia, ASE al dejarse el martes un 12.78% al crash griego le precedía el Merval argentino que se dejó un 7.22% hasta los 8.888 puntos. El Petróleo/Brent cierra a niveles de julio de 2009 al caer un 2.73% en los 62.07 $/barril, por otra parte el valor refugio Oro repunta un 0.33% en los 1223.50 $/onza bruta. La prima riesgo 129.40 pb y el bono 10 años.1.919%

Los factores adversos son varios, a diferencia de lo manifestado por el ejecutivo, la "caída libre" del petróleo, que parece que no se considere que el precio más barato sea un gran aliciente, salvo lo reflejado en China primer país importador que si le conviene, en 5 millones barriles/diarios, dada la tendencia actual, el superávit comercial generado va a durar un tiempo considerable, ya que el pasado mes contribuyó a los $ 55.000 Mill. China también para fomentar el consumo bajó los tipos de interés.

Por otra parte las tensiones acaecidas en Rusia la pasada semana, por el temor financiero a las restricciones bancarias por la devaluación del rublo en un 6o% frente al $, provocan que ciudadanos rusos deseen desprenderse de su moneda por todos los $ posibles, por los problemas que se avecinan derivados por los problemas que particularmente estan afectando ya sea sanciones, pétróleo o recesión.

Y para finalizar con otra noticia de postre al "cóctel molotov", que han lastrado las bolsas tenemos a Grecia al avivarse los temores, tras la noticia de adelantar las elecciones para el próximo 17 de diciembre para elegir Presidente, que podría ser el fin del actual Antonis Samarás y abrirse una puerta para el partido izquierdista Szyra en el que se contempla en su programa electoral una quita de la deuda para aumentar el gasto público. En resumen los peligros se acrecentan para un final de año.

Tras una crisis de esta envergadura, si se anuncia el final, hay que estar cuerdo y si el Presidente del Gobierno , Banco de España, FMI ...con el sentimiento totalmente optimista por la publicación de datos, así lo creen, esperemos que hayamos aprendido de los errores y no volvamos a recaer en lo que a parecido un "tsunami".