Santander ha comprado el 19% de la participación de Bankia en la compañía Metrovacesa, con lo que Santander se convierte en el socio mayoritario de la empresa constructora. La empresa dirigida por Ana Botín pasa a controlar la compañía inmobiliaria con el 55,8% de su capital, donde también participan, BBVA, Sabadell y Banco Popular. Esta transacción se cumple dentro del proceso de desinversión que Bruselas ha marcado para Bankia, del que ya ha cumplido la mayoría de sus objetivos y del cual le queda tan sólo un año de plazo, de todas formas a Bankia le queda un 2,99% de participación en Mapfre y del 24,95% en Realia que serán los últimas decisiones en cuanto a su desinversión.

Anuncios
Anuncios

Bankia está al límite de la cuerda floja al salir a la luz los documentos contables del informe del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que lleva el caso de la entidad financiera, donde se dictamina que maquilló sus cuentas para salir en bolsa en el 2011, aunque tanto el auditor de Dolitte como José Ignacio Gorigolzarri y Rodrigo Rato, coinciden en afirmar que "no hubo voluntad ni posibilidad de engañar". A partir de ahora tendrán que ser los peritos del Banco de España, los encargados de analizar al detalle toda la documentación aportada.

A Rato también se le investiga por el pago de 6,2 millones al banco Lazard, cuando todavía era vicepresidente segundo del gobierno y ministro de Economía, a lo que se defiende afirmado que "era legal y compatible" realizar ese doble "trabajo".

Anuncios

Las cuentas en Suiza de Rodrigo Rato son también investigadas, ya que estando implicado en casos judiciales ha tenido la libertad de viajar dos veces a dicho país, y a partir de ahora tendrá que restringir estos viajes o no realizar ninguno por cautela; todo señala a que a la entidad bancaria le queda muy poco en el sistema económico, atrás queda el respaldo que se le dio tras la fusión de cajas y su nacionalización que precisamente dio origen a Bankia.

Finalmente, se sabe que Dolitte, la empresa que lleva las cuentas de la entidad bancaria, ocultó la información que el Banco de España no admitiría para su evaluación económica y que estaba fuera de la normativa vigente, los errores cometidos por la compañía auditora arrastraban el deterioro económico de su predecesora Caja Madrid a lo que "no encuentran justificación debido a la mala situación de riesgo de Caja Madrid", según afirma Fernando Ruiz presidente de Deloitte, empresa que ya ha sido sancionada con 12 millones de euros el pasado viernes por la dudosa salida a Bolsa de Bankia. Esta situación, ha marcado además la caída de sus acciones a los mínimos y por debajo de 1,30 euros, originando un descenso del 6% algo que contrarresta al efecto rebote que está teniendo el IBEX 35, con unas subidas considerables en esta dura semana para la economía mundial.