Ayer, 26 de noviembre de 2014, fue presentado el plan Juncker, un nuevo proyecto económico que toma el nombre de su creador, Jean-Claude Juncker, el nuevo presidente de la Comisión Europea. Un proyecto económico que tiene como objetivo el de relanzar revivir y sostener el crecimiento económico en Europa pero sin crear una nueva deuda. Una serie de inversiones privadas para intervenir directamente en la economía de los Estados miembros mediante la activación o la participación económica a proyectos específicos.

La idea básica es muy simple: el plan prevé la creación de un fondo para las inversiones estratégicas (EFSI) y la implicación directa del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Anuncios
Anuncios

Utilizando 21 millones de euros como cifra inicial (por ahora sólo 13 millones de los que 5 proporcionados por el Banco Europeo y los otros tomados de los fondos europeos), serán emitidas obligaciones y recolecciones de fondos en el mercado por un total de 60 millones de euros, que serán utilizados para la financiación de los varios proyectos en los estados miembros europeos.

Pero el plan no termina aquí, se apunta también sobre las inversiones externas. Con estos 60 millones, la Unión Europea se pone como garante de los préstamos y de los financiamientos, que serán relajados. Entonces, entes privados podrían estar interesados en participar en el plan. El objetivo final es el de acumular así 315 millones de euros, con los que ayudar los Estados europeos que no pueden financiarse proyectos importantes.

Anuncios

Cuando el fondo esté listo, será necesario elegir los proyectos a financiar. Tienen prioridad los transportes, la energía, la investigación y la formación, pero 75 millones de euros serán destinados a las pequeñas y medianas empresas. Los Estados miembros ya han enviado sus solicitudes, pero obviamente no todos los proyectos serán financiados mediante el plan Juncker.

Por ahora, el plan Juncker fue sólo presentado y el procedimiento para la "aprobación" efectiva es todavía muy largo. La idea de reutilizar los fondos existentes sin aumentar la deuda podría resultar exitosa si los hipotéticos 315 millones son utilizados inteligentemente.