A la hora de adaptar las leyes europeas a las leyes españolas, los bancos dan una vuelta de tuerca para robarnos de manera que no nos damos cuenta. Los productos financieros donde los banqueros urden sus planes de estafa son, por ejemplo, las tarjetas de crédito, y sus préstamos preconcebidos, como hacía el Citybank, con los que ganó mas de 80 mil millones de dólares entre Estados Unidos y España. Primero ofrecían un contrato de mas de 15 páginas, del que nadie entendía nada, ni los expertos. Después de que firmaras, ya estabas obligado,  sí o sí, a contratar un seguro de amortización y un seguro antifraude, y entonces lo único que se pagaba eran esos seguros y nunca se amortizaba el monto del préstamo solicitado.

Anuncios
Anuncios

Gente que ha estado hasta 5 años pagando y solo estaba pagando esos seguros, al final hicieron la denuncia y pudieron seguir adelante pagando su préstamo, así que si alguien ha sacado un préstamo de esos que te obligan a pagar un seguro, ¡corriendo al banco!.

Muchos bancos incumplen las ordenanzas europeas en cuanto a la contratación de productos financieros y de préstamos, donde dice que las claves del contrato en cuestión deben estar meridianamente claras. Sin embargo, actualmente, siguen enviando con letra pequeñísima, con palabras que solo los economistas pueden entender, y cantidad de hojas, que al final nos meten en un laberinto del que no podremos salir por muchos años.

El problema de quedarse en números rojos: cobran el 10% del llamado Interés de Descubierto y, aparte, cobran Comisión de Reclamación Deudora, que en algunos bancos como el Santander es de 39 euros, y esto, supuestamente, es para avisar que la cuenta esta en números rojos, pero en realidad nunca avisan. Y si por una casualidad entra dinero a la cuenta y salda algo la deuda, pero vuelve a quedar en números rojos, ¡¡vuelven a cobrarte los 39 euros!! ¿Usura?

Una comisión siempre es un servicio que presta el banco, el interés es lo que cobra por prestar dinero y los gastos pueden ser, por ejemplo, un gasto de correo.

Anuncios

Hay que diferenciar bien estas tres cosas. Los bancos llegan a tener hasta 600 servicios diferentes y cobran por cada uno de ellos, así que ir con mucho ojo cuando te empujen a firmar por x servicios,  porque si no son estrictamente necesarios, no contratadlos. Los servicios bancarios hay que pedirlos, que no sea el banco el que obligue.

El problema que hay en la actualidad es que las comisiones han subido una barbaridad, pues como no están boyando en la panacea de hace unos años, regalando préstamos a todo el mundo, ya no reciben dinero fresco y la forma de ganar es aumentando los intereses u obligando a contratar los servicios.

Ejemplo con el tema de número rojos: si tenemos una comisión de 4,5 % mensual y tenemos un interés de descubierto de 19%, parece que esta comisión es mucho mas pequeña que el interés, porque el interés capitalizado son 33,83, y esta comisión es del 4,5 %, pero pasa una cosa: esta comisión hay que multiplicarla por 12 porque el interés es anual, con lo que esta comisión es del 54%. Y luego, la tasa anual equivalente, aquí capitalizando, se convierte en bastante más, llega a tasas del 70%.

Anuncios

Pero, además, la formula de cálculo es algo ya de ingeniería financiera, que hace que sea mucho peor esta comisión. Y es que, mientras los intereses se calculan según el saldo medio, una comisión, por ejemplo, para un descubierto se calcula ¡Sobre el saldo máximo!