La Cruz Roja ha publicado su último boletín sobre la"Vulnerabilidad Social"y en el que se manifiesta claramente el estado de desamparo que se encuentran unas 800.000 personas en España. Ellos han atendido a 2.400.000 personas y el 35,1%, han reconocido que no tienen dinero con el que costear sus gastos médicos, por lo tanto se encuentran en una situación de desprotección sanitaria preocupante de la que se tendría que ocupar las administraciones públicas, en lugar de dilapidar tanto dinero, como lo estamos viendo cada día, por el tema de la corrupción.

El estudio se hizo a través de encuestas, que se les efectúo a las personas atendidas por Cruz Roja, en el que han manifestado su situación peligrosa que está rozando el umbral de la pobreza en un tema tan básico, como es la salud.

Anuncios
Anuncios

Algunos dejan ver el grado de preocupación porque su salud se está resquebrajando y no tienen medios económicos para pagarse los tratamientos médicos que la seguridad social no cubre.

Otro aspecto es la salud bucal, algo que es tan importante, como medio para prevenir otras enfermedades y sin embargo cada día, son más las personas que no pueden pagarse un dentista y ella va deteriorándose periódicamente, con las consecuencias para todos conocidos como son las enfermedades bucales y estómacales.

Está claro que según el estudio realizado por la ONG, lo que más les inquieta es el factor económico y luego viene la salud. El informe señala los bajos ingresos que percibe la población más vulnerable que en estos momentos de crisis, es de 555,3 euros por personas y seis de cada diez, no acceden a la prestación por desempleo u otros ingresos que puedan aliviarle la pesada carga de su exclusión social.

Anuncios

Su verdadero dolor de cabeza es los finales de cada mes, cuando ven que no pueden pagar sus servicios básicos, pero sobretodo el gasto farmacéutico de los que se ven totalmente indefensos.

Son muchas las historias contadas por Cruz Roja, de las experiencias vividas en el día a día, en contacto con tantas personas que han visto como su vida ha ido de mal en peor y lo más desesperante es no poder ayudar a su familia que tanto les necesita, madres que piden ayuda para cubrir gastos sanitarios imposibles de sufragar para tratamientos médicos de sus hijos.