Siempre se ha dicho popularmente aquello de "en esta vida hasta para morirse hay que pagar" y razón no le sobra al dicho. De lo que no se ha hablado tanto en las calles es de la subida que ha incrementado el coste de los servicios funerarios desde los ajustes del #IVA del 1 de septiembre de 2012. Hasta entonces, los sepelios estaban contemplados como un servicio con IVA reducido (del 8% en aquellas fechas) pero desde esa fecha es un servicio de carácter general y, por tanto, se le aplica el 21%.

Y es que parece que el precio de morirse no para de subir. En 1998 un sepelio costaba una media de 1.040 euros. Diez años más tarde, en 2008, casi habían duplicado su precio, situándose en torno a los 2.000 euros.

Anuncios
Anuncios

Ahora, el precio medio de un funeral es de 3.500 euros. En dieciséis años, el coste de un funeral ha subido un 336 %.

Aún así, el Grupo Mémora, que gestiona 46.000 servicios funerarios y unas 16.000 incineraciones en España y Portugal en 125 tanatorios, 26 crematorios y 23 cementerios, ha señalado que "el precio mínimo para morirse" en el país oscila entre 900 y 1.000 euros. Pero eso "renunciando" a muchos de los extras que supone un funeral tradicional. El coste medio actual de un sepelio es de 3.500 euros, aunque depende de muchos factores: la ciudad, la sepultura, si preferimos enterramiento o incineración, si tenemos seguro de decesos… Desglosemos los gastos de un funeral tradicional en España. 

  • Tanatorio: la media no baja de 620 euros y el coche fúnebre tiene un gasto medio adicional de 532. A esto hay que sumarle los certificados y tasas que rondan los 145 euros.
  • Ataúd: el precio medio es de 750 euros.
  • Esquela: en un medio de tirada nacional, una esquela a página completa le puede llegar a costar más de 20.000 euros, siendo la más barata de unos 510 euros. La versión digital de la tradicional esquela en páginas como Esquelum o Remémori le costará 12 euros
  • Oficios: aunque no están contemplados de forma oficial, suponen un gasto con carácter "totalmente voluntario" por nuestra parte… 
  • Flores: la variedad de arreglos florales es tan amplia como sus precios. En las floristerías online, por ejemplo, podemos encontrar coronas desde 110 euros, cruces de flores por 89,90 euros o centros por 69,90 euros.
  • Seguro de decesos: ante estos precios tan elevados, muchas familias españolas recurren a los seguros de decesos. Aunque las cuotas que se pagan por el seguro de decesos son normalmente bastante baratas, a la larga pueden representar un desembolso excesivo. Por eso se recomienda hacer números y reflexionar sobre si merece la pena seguir pagando esta póliza. Por ejemplo un individuo de 30 años que pague una media de 6 euros mensuales por su póliza de decesos habrá pagado, cuando cumpla 80 años, un total de 3.600 euros, cantidad suficiente para un entierro más que correcto conforme a nuestros usos.