Los últimos acontecimientos en el panorama político español con respecto a la consulta soberanista de Cataluña han dado lugar a un comportamiento poco digno de algunos de sus protagonistas, que han estado más pendientes de emitir frases para titulares que de crear un clima afín a los intereses de los ciudadanos. Este, el síndrome de hacer manifestaciones en ruedas de prensa proclives a la descalificación y al protagonismo, son síntomas desfavorables que no benefician en concreto ni a unos ni a otros. Los políticos que tienden a lanzar titulares sin pensar en las consecuencias de sus manifestaciones debido a la exposición pública que implica su cargo, desprestigian al resto de políticos que si son mesurados en sus declaraciones. Y es que según las encuestas ``Los políticos´´ gozan de poca confianza. Me consta que siguen habiendo buenos políticos por vocación. Son aquellos que mesuran sus manifestaciones públicas y se mueven dentro de un marco ético personal y una visión de nación no fracturada, en beneficio de sus conciudadanos. Se mueven como olas del mar, todos en una misma dirección y sin chocar unos con otros. Que sean difíciles de percibir por su labor mesurada y prolija no significa que no existan; Tan sólo significa que realizan sus labores de forma ponderada y ordenada. Tomar algo de distancia y valorar qué es lo que el ciudadano de a pie valora a cerca de un político daría un poco de perspectiva a cualquier conflicto que pudiese surgir y una mayor capacidad de atención logística. Serenidad ante todo, y no meter a todos los políticos en la misma bolsa para que la frase 'justos por pecadores' deje de tener amarres para sostenerse a sí misma, es también responsabilidad de los ciudadanos que sin darse cuenta tienen más protagonismo del que piensan. ¿Qué mal haría tanto al estado como a Cataluña saber lo que opinan los ciudadanos? Este mundo se mueve por la información; Del mismo modo los vínculos personales y sociales. Celebrar la consulta equivale a saber que opinión tienen los ciudadanos que a su vez equivale a obtener una información de la que hoy por hoy no se dispone.