Ante la amenaza de que la burbuja inmobiliaria llegue a China, los empresarios del sector se las están ingeniando para conseguir mantenerse a flote, modelos vestidas como las típicas concubinas imperiales, apelar al sentimiento patriótico de los ciudadanos, descuentos a cambio de perder peso, y hasta ofrecen regalar pollos vivos con tal de que compren un piso; son parte de las ofertas que las empresas constructoras en china dan a sus posibles clientes.

El miedo a un desplome del mercado ha activado la chispa creadora de los encargados del comercio y marketing en el sector de la compra/venta de propiedades inmobiliarias; la industria de la construcción ha sido importante en la economía del gigante asiático, y desde los comienzos del 2014 las ventas han disminuido, lo que ha implicado un desplome en la inversión y la producción industrial, con una disminución del porcentaje de la venta inmobiliaria anual en un 12,4%, los promotores del sector se ven obligados a acudir a una serie de artilugios que desde luego sólo pueden ser posibles en la cultura oriental de china.

Anuncios
Anuncios

En la ciudad de Xuchang, un promotor contrato modelos vestidas de concubinas imperiales, en la provincia de Sichuan a modelos en minifalda que apelaban al patriotismo bajo el lema "compre nuestros apartamentos por el bien del país". Uno de los mayores promotores inmobiliarios del país Poly Real Estate ofrece la singular oferta de dar un descuento en base a la cantidad de kilos que pierda durante un tiempo determinado, y tal vez la más singular de todas es la de la ciudad de Nanning que ofreció regalar mil pollos vivos a sus posibles clientes.

En España, por ejemplo, si hubiesen tomado medidas para que no se desplomara este mercado, con estas estrategias, no hubiesen logrado convencer a alguien, la cultura del español es evidentemente otra, y se les tendría que ofrecer mucho más, para que se motiven a invertir en la compra de un inmueble; tal vez lo de las modelos pueda ser efectivo, y con lo de los kilos es posible que aparezcan candidatos, pero con lo del patriotismo ni hablar, ni mucho menos si le regalan pollos que tienen que matar y desplumar.

Anuncios

Este es un claro ejemplo de adaptación y creación de marketing, basándose en la cultura, y en la personalidad común que distingue a un colectivo, la manera de comparar y de vender varía de acuerdo a este concepto.