Los usuarios de la red social Twitter en Francia podrán trasferir dinero a través de un "tuits", gracias a la asociación de la red social con el Banco francés Group BPCE. El servicio sólo estará disponible en Francia para los usuarios con cuentas bancarias y teléfonos móviles en el país, los trámites tendrán un máximo de 250 euros y 500 euros si son donaciones y no será necesario que el emisor conozca los detalles bancarios del receptor.

El Group BPCE es el segundo Banco más importante de Francia y con esta asociación Twitter estará compitiendo con el gigante tecnológico Apple, que lanza esta misma semana su sistema de pagos electrónicos "Apple pay", por otra parte la red social Facebbok, también tiene previsto un sistema similar en el que se podrá trasferir dinero entre contactos.

Anuncios
Anuncios

La finalidad de usar esta alternativa de pago a través de las #Redes Sociales está en la gran popularidad que tienen y Twitter con este lanzamiento pretende encontrar nuevas fuentes de ingreso.

Nicolás Chatillon, presidente ejecutivo de S-Money, manifestó "S-Money ofrece a los usuarios de Twitter en Francia una nueva manera de enviar dinero, independientemente de su banco y sin tener que introducir los detalles del receptor, con un simple Tuit"; los pagos se basarán en el sistema de seguridad de datos que tienen las tarjetas de crédito y de débito y estarán gestionados por S-Money.

Cada vez son más las formas de trasferencia del dinero digital, que las grandes compañías ponen al servicio de todas las personas, aunque son las nuevas generaciones, especialmente los jóvenes menores de 30 años, los que confían y se familiarizan con esta forma de tramitar el dinero, la mayoría de los adultos, especialmente los que no está familiarizados con el uso de internet y las redes sociales, les cuesta tramitar y mucho más confiar su dinero a la red.

Anuncios

Es normal que exista desconfianza en los usuarios no acostumbrados, incluso en los que manejan internet a "nivel de usuario", además se pueden plantear interrogantes sobre la seguridad, o el temor a los hacker y piratas informáticos, que cada vez son más ágiles.

Ésta forma de gestionar el dinero de manera electrónica, se está abriendo paso por varios caminos, lo que predestina el fín del papel moneda convencional, cada vez son más los trámites electrónicos para cualquier cosa, ¡estamos viviendo en la red! Es posible que en unos veinte o treinta años todo se gestione de forma virtual.

Las nuevas sociedades, especialmente la de los países "desarrollados", se están educando para vivir un mundo virtual, -¿será esto lo que queremos?-, el tiempo se encargará de enseñar los resultados.