El grupo Inditex es uno de los mayores imperios textiles del mundo. Sus marcas son algunas de las más conocidas del mundo y se han extendido hasta representar una parte muy significativa del mercado detallista de ropa. Son una parte importante de toda gran ciudad y es muy difícil encontrar una ciudad que sea conocida en el mundo y que no tenga entre sus locales alguna tienda del grupo Inditex. Los números hablan por sí solos.

- Zara con 2026 Tiendas.

- Bershka con 973 Tiendas.

- Stradivarius con 877 Tiendas.

- Pull and Bear con 872 Tiendas.

- Massimo Dutti con 681 Tiendas.

- Oysho con 556 Tiendas.

- Zara Home con 408 Tiendas.

Anuncios
Anuncios

- Uterqüe con 67 Tiendas.

Esto suma más de 6.400 tiendas a los largo de todo el mundo. Además estas están distribuidas de manera muy inteligente y eficiente, evitando duplicidades e intentando cubrir la mayor parte del terreno con el menor número posible de tiendas. Al igual que otras cadenas de venta de ropa, son parte del decorado de cualquier gran ciudad y son visita obligada de los amantes de la moda.

El dueño de esta compañía y su fundador es actualmente el hombre más rico de Europa, lo cual dice mucho sobre el éxito de una compañía que se ha basado desde su comienzo por dar al cliente lo que necesita y jamás olvidar sus orígenes, que siguen estando en su Galicia natal. Actualmente en las manos de Amancio Ortega hay más de 48.000 millones de euros, una cantidad enorme de dinero que le coloca además entre los hombres más ricos del mundo.

Anuncios

Después de Amancio Ortega se sitúan el sueco Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, que posee 34.300 millones de euros, y del francés Bernard Arnault, propietario de LVMH, con 24.900 millones de euros. Como se puede ver, en Europa los ricos aún son mercaderes e industriales y aún no ha llegado a las costas del Viejo Continente la moda de los billonarios de Internet. La vieja escuela aún impera en un continente en el que la tradición sigue siendo una parte importante de los negocios y donde los que de verdad llegan a la cima lo hacen con pequeños pasos que acaban creando grandes negocios que, además, tienen la solidez de un edificio creado cuidando los cimientos.