Mientras se levantaba el rumor el año pasado en la Red sobre una disminución considerable del número de abejas a nivel mundial, muchos apicultores en Cuba se esmeraban en el cuidado de sus panales, trazándose metas de llegar a 200 000 colmenas con un rendimiento promedio de 50 kilogramos anuales.

Ha sido interés del Estado desarrollar esta actividad económica encaminando sus directrices hacia el incremento del número de abejas reinas; el fortalecimiento de las alianzas de colaboración con los laboratorios especializados en diversos países y la integración de las capacidades técnicas, dígase recursos humanos e infraestructura, con el propósito de potenciar proyectos regionales.

Anuncios
Anuncios

La miel que se produce en Cuba es una de las fuentes generadoras de divisas, por lo que la economía necesita del incremento de los volúmenes de exportación, manteniendo los principios de una apicultura ecológica.

A pesar de la objetividad en la cuestión todavía quedan muchas áreas sin explotar, "áreas de silencio" según los especialistas. Estas representan el 43% de la superficie total del país. Se incluyen en ella, bosques, montañas y litorales que carecen de la floración melífera necesaria para el pecoreo. En este sentido se han redoblado los esfuerzos para habilitar caminos y desarrollar algunas zonas mediante proyectos medioambientales.

Actualmente ya son visibles los resultados: el trabajo de los apicultores ha ido consolidándose gradualmente pero con continuidad. Hasta el pasado mes de abril, sobre cumplieron el plan, de 1 961 toneladas previstas, fueron acopiadas 2 291,9.

Anuncios

Estas cifras superan en 394, 2 los resultados en igual período del año anterior. Aunque teniendo en cuenta las potencialidades del país no son estadísticas demasiado alentadoras, todavía persisten los malos manejos de las colmenas y el déficit de combustible para recoger la miel a los productores.

Un gran logro del presente año, según los informes al cierre del primer trimestre, fue que "el plan de entregas de miel a granel para la exportación se sobre cumplió en un 125%, pues se acopiaron 3 087,3 toneladas de las 2 466 pactadas. Respecto a la miel orgánica y a la envasada con similar destino, se entregaron 452 toneladas (251%) y 5,6 toneladas, respectivamente".

La Empresa Apícola Cubana (Apicuba), destina el 98,5% de la producción a las ventas en el mercado exterior. Por este concepto se ingresan cada año al país 16 millones de euros. Los dirigentes del sectorprevén para el 2020 alcanzar la cifra de 10 000 toneladas. Para esto se ha puesto en práctica un programa con una inversión inicial de más de 10 millones de dólares, fundamentalmente en las estructuras productivas.

Anuncios

¿Qué queda? La modernización de las plantas de beneficio y envasado; la recuperación y mejora de las formas de presentación de la miel; optimizar aspectos relacionados con la higiene y la humedad; el desarrollo de sub cadenas de producción de otros derivados de la colmena; y agilizar los procesos de certificación de la miel y sus derivados que se llevan a cabo en laboratorios de la Unión Europea.