Direct Line es una compañía de seguros que fue fundada en 1985 en Reino Unido, donde se afirmó con una gran cuota de mercado en el sector del seguro de coches vendiendo pólizas por teléfono. El grupo británico compró en el 2002 dos filiales en Italia y Alemania y ahora ha vendido la actividad d ambas a la empresa ibérica Mapfre, la principal aseguradora española y uno de los principales socios de Cattolica Assicurazioni, llegando a un acuerdo de 550 millones de euros.

La compañía de seguros Direct Line que opera por teléfono y online es líder en Italia desde hace años con 1 millón de clientes. De hecho, posee una cuota de mercado de 28% en el ámbito del seguro directo de automóviles (por Internet y por teléfono), primas del valor de 500 millones de euros y 1 millón de clientes.

Direct Line Alemania ocupa el tercer lugar en el ranking las compañías alemanas de seguro directo de automóviles con una cuota de mercado de alrededor del 13% a través del canal online, más de 200 millones de euros en primas y unos 600.000 clientes. La venta directa de seguros está experimentando un rápido desarrollo en ambos países , en los últimos 5 años en Italia creció en un 74% y en Alemania 38%.

Según los últimos resultados relativos al año 2013, el volumen de negocio adquirido conjuntamente por Italia y Alemania se sitúa en un valor de 714 millones de euros en primas, 1,6 millones de clientes, y 19,5 millones de euros en beneficios antes de impuestos.

Antonio Huertas, presidente de la compañía Mapfre afirma en un comunicado oficial que esta operación encuentra lugar en la apuesta de la compañía por el seguro directo online, y le permitirá afirmar y reforzar su cuota de mercado en toda Europa. Esta adquisición se ha hecho entonces por parte de la compañía como una inversión estratégica para potenciar dos líneas esenciales del proyecto de su expansión a nivel internacional: por un lado le permitirá aumentar su presencia en el mercado europeo y por otro le dejará seguir con su apuesta por el negocio online.