El concurso voluntario de acreedores es una solicitud que se presenta en los juzgados de lo mercantil y es una forma y un medio para afrontar problemas derivados de la crisis debido a problemas de liquidez.

La crisis ha afectado a numerosas empresas de todos los sectores, tamaños y dimensiones. Desde pequeñas y medianas empresas hasta grandes empresas que se dedicaban a la construcción, bancos, cajas de ahorro y empresas textiles. En España, la caída en picado de la economía ha producido la quiebra de más de 183 mil empresas, de las cuales, más de 90 mil empresas del sector inmobiliario, más de 20 mil del sector industrial. El tamaño de la empresa es independiente de su buena o mala gestión y de su preparación para asimilar la caída de la economía, a pesar de que las grandes empresas con más de 400 trabajadores demuestran una mejor preparación, un ejemplo clave es el grupo Nueva Rumasa que entró en concurso de acreedores en el año 2011 debido a una mala gestión empresarial.

Anuncios
Anuncios

Otro ejemplo de empresa que solicito de forma voluntaria el concurso de acreedores es Caramelo la empresa gallega de moda debido a una caída en las ventas y con ello acumulación de deudas por un valor de 100 millones de euros. El grupo Caramelo es propiedad de Manuel Jove creador también del grupo inmobiliario Fadesa que se fusionó con Martinsa en 2008 pasando a ser Martinsa Fadesa, también quebró con una deuda de 5.153 millones de euros. Otro ejemplo de empresa gallega que también entró en concurso voluntario de acreedores fue Pescanova cuya deuda ascendió a más de 3600 millones de euros.

La crisis también se ha llevado por delante a gigantes como Fagor electrodomésticos con una deuda de 1 billón de euros y más de 5600 trabajadores, a bancos como Bankia que fue nacionalizado y rescatado por el gobierno con dinero de los contribuyentes.

Anuncios

Al igual que la crisis ha afectado gravemente a la economía también ha impulsado el emprendimiento y la preparación individual, el instinto de supervivencia económico y empresarial. En Madrid se han creado muchas empresas en su mayoría Pymes, es considerada la comunidad autónoma española donde más empresas se constituyen. Andalucía está en segundo lugar y después Cataluña.