El banquero Emilio Botín, de 79 años de edad, murió anoche en Madrid como consecuencia de un infarto. La noticia, que fue comunicada a primera hora de la mañana por el Banco Santander a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha sorprendido en los círculos políticos, empresariales y financieros más relevantes del país. Sus restos serán trasladados hoy a su tierra natal para recibir sepultura. Y según lo estipulado en el reglamento de la entidad, hoy mismo se reunirá el consejo de administración de la entidad para designar un nuevo presidente.

Las reacciones se han sucedido durante toda la mañana. La prensa económica internacional destaca la noticia de su fallecimiento en todas sus portales digitales, llegando a afirmar que se trataba del "banquero más poderoso de Europa".

Anuncios
Anuncios

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo ha calificado de "mazazo", y afirma que convirtió el Banco Santander en el más importante del país. Otra voces de su gobierno, como Luis de Guindos, Alberto Ruiz-Gallardón o Jose Ignacio Wert reconocen que siempre obtuvieron su respaldo incondicional y manifiestan su reconocimiento y gratitud a su labor al frente de la entidad financiera. Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, también ha enviado su pésame a la familia y ha manifestado su tristeza ante la noticia de su muerte.

El mundo de la Fórmula 1 ha transmitido igualmente su consternación ante el fallecimiento. Era patrocinador de la escudería Ferrari en la actualidad, y lo fue de McLaren hasta el año 2010. Desde la escudería han dado su pésame público, y pilotos como Lewis Hamilton y en especial Fernando Alonso han manifestado que sienten la pérdida de un gran amigo.

Anuncios

Alonso ha comentado a través de Twitter que estuvo cenando con él el pasado miércoles y habían planeado dar una vuelta en bici en el circuito de Singapur, cuyo Gran Premio se celebra la semana próxima.

Nacido en 1934 en Santander, bisnieto, nieto e hijo de banqueros, estuvo el frente del Banco durante tres décadas. Economista y Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, se incorporó a la entidad en 1958, con 24 años, y en 1986 pasó a ocupar la presidencia de la misma. Bajo su gestión, convirtió al banco en el mayor de la zona euro, llevando a cabo una fuerte política expansiva con la adquisición del Central-Hispano y posteriormente de Banesto, además del Sovereign Bank y otras entidades de Latinoamérica. Casado con Paloma O'Shea, tuvo seis hijos, uno de los cuales, Ana Patricia, actual consejera del Santander UK, es la que se perfila como probable sucesora de su padre al frente del banco.