En los tiempos actuales, decidir abrir una empresa con una idea propia de negocio y un capital inicial considerable, puede implicar un riesgo elevado y un largo tiempo de recuperación de la inversión (Pay-Back) dependiendo de una serie de factores como la competencia, la innovación o la diferenciación.

Puedes emprender una actividad empresarial propia como franquiciado adquiriendo una los derechos de uso de una marca ya establecida en el mercado, con unos pilares, reconocimiento, reputación, prestigio, una facturación anual muy beneficiosa y lo más importante es adquirir también su madurez empresarial gracias a su exitosa trayectoria empresarial.

Anuncios
Anuncios

El capital a invertir suele ser clave y primordial a la hora de tomar la decisión de comprar una franquicia, partiendo de un capital mínimo desde 10.000 euros, por franquicias nuevas o de baja inversión y según zona, hasta 900.000 euros por grandes franquicias e incluso algunas pueden superar o exigir una cifra mayor. A parte de la inversión, también hay que tener en cuenta otros requisitos como el canon de entrada, la dimensión, el tamaño del local y la población mínima exigida por la franquicia.

Eroski es un ejemplo de franquicia, es una cadena de supermercados de cercanía que cuenta con más de 500 tiendas franquiciadas, te exige una inversión de 200.000 euros, un local mínimo de 250 metros cuadrados y una población mínima de 2.000 habitantes.

Mc Donald's, por su parte, exige una asunción y un compromiso total con los valores de la marca buscando la perfección y excelencia diaria, tiene el control total del producto debido a que es de las 5 marcas más conocidas del mundo, para convertirse en franquiciado no basta con los 900.000 euros (a pesar de que solo exige el 30%, 300.000€) más otros costes como un depósito de garantía, todo candidato debe pasar por un proceso para formarse durante 12 meses a parte de seminarios y otros cursos teóricos.

Anuncios

Hay innumerables opciones, algunas más reconocidas que otras, tales como: Burger King, SubWay, Campero, etc. Y a la hora de adquirir una franquicia, dependiendo de los requisitos, hay que destacar que te convierte en dueño de la actividad empresarial pero no en dueño de la marca, con la compra de la franquicia adquieres el derecho a usar un establecimiento con su marca bajo sus condiciones.

Las franquicias crean reconocimiento de marca, al igual, que te pueden permitir beneficios también crecen a tu costa, aunque se trate de un crecimiento bilateral en el que ambas partes se beneficien.

No existe apuesta segura, ni por las grandes franquicias ni por las de baja inversión, al igual, tampoco existe apuesta segura por iniciar tu empresa con nombre y marca propia, en ambas, el emprendedor recorre un riesgo calculable o incalculable dependiendo de otros factores como la preparación personal, individual y profesional especializada en el ámbito empresarial.

Puede ocurrir que inviertas en una gran franquicia con establecimientos en muchos países pero desconozcas su contabilidad interna, sus deudas, sus créditos, etc.

Anuncios

Hay que hacer un estudio profundo antes de aventurarse y tomar una decisión arriesgada.