El inicio del nuevo año escolar junto con la crisis económica han creado nuevas formas de proveerse de #Libros de texto, como el trueque y la compra/venta de libros usados; se han creado en Internet plataformas con este fin, además de las ya conocidas páginas donde se puede anunciar todo lo que quieres vender y buscar lo que quieres comprar. En la calle consigues a los libreros, todas las ciudades en España tienes lugares que se han hecho populares en este intercambio de textos usados.

Esta manera de adquirir los libros de texto, van desde los que se necesitan en primaria,- incluso algunos de parvulario-, los de la #Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato, ciclos medios y ciclos de formación profesional y los Universitarios; es una forma de poderlos adquirir a bajo costo, o a ninguno si puedes intercambiarlos.

Anuncios
Anuncios

Algunos estudiantes acuden a fotocopiar los libros de texto, aunque es ilegal fotocopiar libros de texto, estos se las ingenian y consiguen fotocopiarlos; el precio de estos libros está entre 15 euros a 35 euros, más o menos, según el nivel en el que estén los estudiantes, los de formación superior y universitaria suelen ser más caros, es por eso que al fotocopiarlos pueden salir más económicos.

Parece que es normal que todos los centros educativos en general cambien sus libros de texto de un año a otro, las editoriales, lejos de bajar los precios los aumentan y las directivas de las unidades educativas junto con su profesorado permanecen indiferentes ante este hecho, son pocos los profesores que hacen conciencia y deciden impartir sus clases con cualquier libro de texto de cualquier editorial o simplemente currarse la materia a enseñar y darla sin libro de texto, algo que pueden hacer si se lo proponen, pero muy pocos estarían por la labor, esa forma de impartir conocimientos quedo muy atrás.

Anuncios

El gobierno tampoco parece interesarle poner límites, incluso debido a los recortes presupuestarios la ayuda a los libros no llegó a algunas localidades.

España se encuentra por debajo de la media de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo), y los países que ocupan los primeros lugares suelen tener otro modelo de impartir las clases; España debería copiarse de estos y mejorar de una vez por todas el nivel, seguro que el gasto en este sector disminuirían, no solo para el gobierno sino para las familias con escolares y para estudiantes en general.