El dinero electrónico o el dinero digital, es todo aquel valor monetario almacenado por medios electrónicos o magnéticos, que representa un sistema de débitos y créditos destinados al intercambio de valores.

Se considera que el uso del dinero digital se ha utilizado a una escala relativamente baja, pues considerando sus ventajas se esperaba una mayor utilización de este sistema de compra y venta. En España se utiliza poco en comparación con otros países, en la mayoría de pequeños comercios no lo aceptan y en algunos establecimientos, que incluso son cadenas nacionales exigen un mínimo de compra para aceptar este tipo de pago.

Anuncios
Anuncios

En Estados Unidos es todo lo contrario, su uso es masivo, tanto que si pagas con dinero en efectivo, ocasionas molestias al establecimiento, pues estos prefieren el pago electrónico, ya que se evitan tener que resguardarlo y desplazarse a las entidades bancarias día a día para ingresarlo, es simple cuestión de seguridad y mucho más práctico e indiscutiblemente también es seguro para quien lo porta. Aunque en Estados Unidos los establecimientos son un poco "ligeros", en cuanto a tu seguridad, pues no suelen comprobar la identidad de quien paga por este medio, a ellos solo les interesa la venta, si la tarjeta de pago electrónico es de quien la porta o no, no es su problema, su problema es vender, si es robada o prestada les da igual; se puede comprender este comportamiento en un mercado tan intenso como es el norteamericano, así que si utilizas las tarjetas en Estados Unidos mucho cuidado y no las pierdas.

Anuncios

El pago electrónico tiene un gran uso en internet, ya que traspasa fronteras facilitando el sistema de pagos y cobros internacionales, como reglamentos y cambios de moneda.

Sobre el uso de esta forma de pago hay quienes piensan de manera tal vez utópica que si solo existiera este tipo de pago, el comercio ilegal en general se vería comprometido ya que el dinero electrónico deja rastro y el tráfico de armas, drogas, prostitución, cuentas en paraísos fiscales y demás males que padecen las sociedades disminuirían; pero esto es posiblemente, como ya dije antes, un pensamiento utópico ya que la gente que se dedica a esto conseguiría darle la vuelta. Ya existe una modalidad de dinero electrónico, que son tarjetas pre-pagadas, estas pueden recargarse desde cualquier lugar y cajero automático, no se precisa revelar identidad, ni someterse a algún control y se utilizan igual para comprar en comercios y proveerse de efectivo en cajeros automáticos de todo el mundo por lo que se puede utilizar para el blanqueo de dinero.

Como vemos el dinero electrónico, en cualquiera de sus modalidades de uso, como tarjeta, desde internet o aplicaciones en tu móvil, tiene sus ventajas y sus desventajas, pero las desventajas con el tiempo se pueden ir resolviendo, tomando medidas oportunas y las ventajas como seguridad y practicidad pueden terminar imponiéndose sobre el papel moneda.