España es un país maravilloso al que ir de vacaciones y eso los turistas lo saben. Tenemos playa, montaña, buen tiempo, fiesta, siesta, cultura, deportes y parques de atracciones. Todo tipo de ofertas para que todo el mundo se divierta y a unos precios muy competitivos. Además, si se tiene que traducir la carta al ruso para que los turistas se sientan más cómodos se traduce y si se tiene que ampliar el horario de las comidas en los restaurantes para adaptarnos al horario inglés se amplía. Los turistas se dejan una fortuna cada vez que vienen y nosotros encantados de que se la dejen.

Visitar un país nuevo es toda una aventura y cada año más y más turistas viven esa aventura en nuestro territorio.

Anuncios
Anuncios

Por supuesto lo importante para divertirse en una aventura es ir preparado y existen todo tipo de guías que advierten a los turistas sobre cómo va la cosa en España. En general, lo primero que se destaca de los españoles es nuestra alegría y nuestro entusiasmo que son casi contagiosos. También advierten que lo de gritar es una manía, que no lo hacemos porque estemos enfadados y que nos encanta hablar de cualquier tema y en cualquier momento. También dicen de nosotros que enseguida cogemos confianza, no nos importa coger por el hombro a un amigo o agarrarle por el brazo para enfatizar lo que estamos diciendo y que esto debe ser tomado como una muestra de amistad (nota para los Británicos).

Otro punto interesante donde coinciden casi todas las guías es en advertir a las mujeres que van a ser piropeadas y que van a escuchar mucho "guapa", "amor" y "princesa" y que lo mejor es aceptar el piropo con una sonrisa y seguir para delante.

Anuncios

Dentro de las advertencias negativas están los archiconocidos carteristas y sus mil y una tretas como "el timo de la leche" o el hacerse el buen samaritano. El Gobierno de Japón advierte a sus ciudadanos que si se les acerca alguien que habla japonés muy probablemente les quiera timar. También se habla mucho del racismo, la guía online Wikitravel dice que en España hay racismo pero como en la mayoría de los países europeos. La página también advierte que los españoles nos sentimos muy orgullosos de nuestra forma de ser y de nuestra historia… pero mejor evitar hablar del pasado reciente como "la anterior dictadura de Franco y sobre todo, la guerra civil o el conflicto de Cataluña".

Pero a pesar de todo, algo debe de tener España como para que a pesar de todas estas advertencias la gente siga queriendo volver cada año.