Tal y como manifestó el Ministro de Industria, Energía y Turismo, Jose Manuel Soria, la concesión de la autorización a la empresa Repsol para llevar a cabo las prospecciones en busca de hidrocarburos en aguas canarias no ha encontrado ningún obstáculo. Se publica hoy en el BOE la Resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas, con fecha del 11 de agosto, que da luz verde a la ejecución de los sondeos exploratorios frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote.

La vigencia de dicha autorización es de tres años, y sus titulares son las empresas Repsol Investigaciones Petrolíferas, S.A., con un 50%, Woodside Energy Iberia, S.A., con un 30% y RWE Dea AG, con un 20%.

Anuncios
Anuncios

Según consta en la Resolución, se realizarán dos sondeos en la cuenca atlántica canaria, más uno en función de los resultados de los dos primeros, denominados Sandía 1X, Chirimoya 1X y Zanahoria 1, con una distancia mínima a la costa de 50 km., en los permisos o zonas "Canarias 1" a "Canarias 9", hasta el momento inexplorados. El barco que los llevará a cabo es el Rowan Renassaince, construido en 2013 en los Astilleros Hyundai Heavy Industries (HHI), en Ulsan, Corea del Sur, y contratado por Repsol por un periodo de tres años a la empresa Rowan Companies PLC. Dicho buque, de última generación, es el único en el mundo equipado con ISQM ABS, Software de Gestión Integrada de Calidad, que disminuye los riesgos en el funcionamiento de los equipos. Repsol pagará por él 458.000 euros al día.

Anuncios

El buque comenzó a perforar en Namibia en junio del presente año.

La Resolución establece igualmente que Repsol debe constituir un seguro de responsabilidad civil "para hacer frente a eventuales daños a personas o bienes en el desarrollo de las actividades de la ejecución de los sondeos que se autorizan en esta resolución, por una cuantía mínima de cuarenta millones de euros (40.000.000 euros). Solo cabe esperar que dichos "eventuales daños" no se produzcan, ya que el coste medioambiental que supondría para Canarias sería irreparable.

Por tanto, pese a la oposición de una buena parte de la sociedad canaria, las prospecciones petrolíferas son ya una realidad. Contra la resolución solo cabe interponer un recurso de alzada al Secretario de Estado de Energía. Es de suponer que el Gobierno canario agotará todas las vías legales para oponerse a la misma. #Islas Canarias