Con la llegada de la #Crisis, muchos trabajadores en activo vieron cómo su empleo desaparecía y su sueldo se evaporaba de la noche a la mañana, quedándose, en el mejor de los casos, con un subsidio por desempleo que ha pasado a ser algo simplemente anecdótico, ya que con esas cantidades que perciben es imposible mantener a una familia. Y el tiempo para percibirla es una mínima parte de lo que estaba estipulado por norma hace unos pocos años.

Estos trabajadores, especialmente los que llevaban unos cuantos años en la misma empresa, esos que pudieron recibir una compensación por finiquito en unas condiciones más o menos ventajosas, si es que hay alguna ventaja en quedarse en la calle con cierta edad, son los que empezaron a plantearse el tema de emprender.

Anuncios
Anuncios

Con ese dinero que acababan de recibir por todos sus años dedicados a la empresa que les acababa de dar la patada en el trasero, tenían la posibilidad de convertirse en su propio jefe, ser un empresario, tener tu propio negocio. Y la gran mayoría lo puso en práctica, y empezaron a aparecer, como si de champiñones se tratara, bares y restaurantes por todas partes, por si no habían suficientes, y tiendas de fruta, y bazares de "Todo a 100", y no les iba del todo mal.

Pero llegaron las reformas laborales, llegaron los recortes y las subidas de impuestos, los trabajadores empezaron a sufrir aún más, pero estos pequeños empresarios vieron cómo les volvía a acechar por encima de sus cabezas el fantasma del #Paro, porque con los aumentos de tasas a los que tenían que hacer frente, sus ingresos netos se quedaban cada mes más cercanos a cero.

Anuncios

Y entonces empezaron a caer, en efecto dominó, uno tras otro, la gran mayoría de esos bares, esas fruterías, esos restaurantes que los ex-trabajadores de las empresas que los dejaron de patitas en la calle habían montado con sus pocos ahorros y la indemnización recibida. Y se volvían a ver en el paro, pero con la diferencia que ahora el subsidio a percibir era mucho más bajo y de menor duración.

Eso era hace unos pocos años. Ahora es, aunque parezca imposible, todavía más difícil. Más difícil porque, a todas esas trabas a las que se vieron enfrentados los anteriores emprendedores, hay que sumarle todos los aumentos de impuestos que no han dejado de crecer, los tiempos necesarios para crear una empresa, que en España suele ser, de media, unos 3 o 4 meses para poder tener toda la documentación en regla para poder subir la persiana, y el inconveniente que supone tener que estar pagando el alquiler del local donde se ubica nuestro negocio (porque rara vez se trata de locales en propiedad, por cuestiones obvias) durante varios meses, los impuestos que grabarán nuestro negocio una vez esté en marcha, que también se deben pagar desde que se presenta la solicitud de creación, los gastos de electricidad, agua y teléfono, que durante la fase de acondicionamiento del local son elevados, etc.

Anuncios

Y todo ello sin haber podido generar un sólo euro con ese negocio que estás montando, porque no has podido, legalmente, ponerlo en marcha. Y si lo has hecho, sin haber legalizado por completo dicho negocio, corres el peligro de que cualquier vecino te denuncie o cualquier patrulla de la policía te haga una "visita" para reclamarte toda la documentación, que no es poca, y te caiga una multa que no vas a poder pagar y tengas que mandar al garete todas tus ilusiones y, peor aún, todo el dinero que habías invertido en esos meses para poder hacer viable tu empresa.

¿Y así quiere este #Gobierno que la crisis desaparezca, que el consumo se regenere, que el trabajador consuma más, que las pymes aumenten su volumen de negocio para que el país salga de la recesión económica? Señores del PP, PSOE o el partido que corresponda en su momento: ¿podrían ustedes facilitar la creación de pequeñas empresas para que este país aumente su PIB, para que los parados que cobran subsidio por desempleo dejen de ser una carga para la Seguridad Social y empiecen a ganarse un sueldo, a través del cual, ingresarán su parte correspondiente en impuestos, para que el consumo levante cabeza, para que salgamos de una vez por todas de la crisis TODOS, y no solamente los bancos y los empresarios de multinacionales? Y obviamente, ustedes, que nunca sabrán lo que es estar en paro, claro. Si tanto dicen amar a España, háganlo por ella, por sus ciudadanos, porque ellos son los que la mantienen viva para que ustedes la sigan disfrutando desde su estatus de alto standing.