El presidente del gobierno canario, Paulino Rivero, ha manifestado hoy que, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, se ha acordado pedir la autorización correspondiente al Consejo de Ministros para realizar una consulta popular sobre las prospecciones petrolíferas frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote. La pregunta en dicha consulta será: "¿está usted de acuerdo con las prospecciones de petróleo autorizadas a la multinacional Repsol frente a las costas de nuestras islas?". La fecha estimada para dicha consulta sería el mes de octubre.

La indignación frente a lo que consideran desde el Ejecutivo canario un desprecio absoluto del Gobierno central a la opinión de la sociedad canaria es considerable.

Anuncios
Anuncios

La consulta se acoge a la Ley de Participación Ciudadana, que en su artículo 20 establece que "el Gobierno podrá, a instancias de su presidente, recabar la opinión de la ciudadanía sobre asuntos de interés general de competencia autonómica, mediante sondeos, encuestas o cualquier otro instrumento de participación ciudadana". El resultado de la consulta no tendrá efectos vinculantes para paralizar la autorización otorgada a la empresa Repsol para las prospecciones petrolíferas, pero evidentemente servirá de respaldo social para las actuaciones en contra de las mismas por parte de las instituciones canarias y se pide al Gobierno Central que respete que sean los ciudadanos canarios los que decidan si las quieren o no.

El presidente Rivero ha anunciado también que se va a recurrir ante el Tribunal Constitucional la sentencia del Tribunal Supremo que da vía libre a las prospecciones en aguas canarias e igualmente un recurso de alzada contra la autorización del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Anuncios

Amenaza al presidente Rajoy con un "divorcio institucional" del Gobierno canario con el Estado si no se atiende a la demanda de la mayor parte del pueblo canario, que está totalmente en contra de los sondeos petrolíferos, por el enorme riesgo que estos suponen para el archipiélago, cuya principal fuente de ingresos es el turismo. Se pide desde las islas el mismo trato que se ha dado a las Islas Baleares, donde si se han rechazado dichos sondeos, y se apela a la igualdad y a la coherencia, ya que los argumentos esgrimidos en el caso balear son igualmente válidos para Canarias. El malestar de la población canaria desde que se dio a conocer la autorización oficial a la multinacional Repsol se incrementa día a día y se prevén nuevas movilizaciones populares. #Referéndum #Islas Canarias