Si para algo sirve la historia como disciplina es para entender el mundo de hoy y los posibles rumbos a seguir. Viendo las recientes huelgas de Taxistas contra las plataformas de Sharing no puedo evitar recordar las clases de historia sobre la Revolución Industrial y las lecciones derivadas de este episodio histórico

Un poco de historia: El Ludismo apareció hace aproximadamente 200 años en Inglaterra como un movimiento obrero que tenía como lema principal el odio a las maquinas. Su odio derivaba de los efectos sociales de la incipiente revolución industrial: Las maquinas desplazaban a los obreros (más que todo a los especializados) y creaban una fuerte presión a la clase obrera para la baja salarial y/ o el desempleo En consecuencia, los Ludistas organizaban protestas contra la introducción de máquinas y en algunos casos exigían la destrucción de la maquinas.

Anuncios
Anuncios

EL movimiento desapareció al cabo de unos años

Ahora bien. Que sería de nosotros si los Ludistas hubiesen conseguido sus objetivos? Podemos imaginarnos un mundo sin los avances tecnológicos de los últimos 200 años? Está claro que nadie aprobaría hoy la propuesta Ludista que significa volver a un mundo con esperanza de vida de 40 + años.

El grave error del Ludismo no fue solo político sino conceptual. Este movimiento no fue capaz de entender que el problema no es el avance tecnológico de por sí, sino que la cuestión es cómo se reparten los beneficios de este avance. Es cierto que en la Inglaterra del Siglo XIX, solo la clase alta disfrutaba del aumento de productividad, mientras que los pobres pagaban con su salud y empleo. Por este motivo los Ludistas relacionaron el avance con su miseria.

Anuncios

En términos más filosóficos se trata de una comprensión fetichista ( objetos ) de relaciones sociales.

Pues si tomamos como analogía las protestas taxistas contra la plataformas de sharing, podemos decir que estamos frente a un Ludismo 2.0. Entiendo perfectamente la preocupación de los taxistas que pretenden defender su puesto de trabajo, pero lamentablemente creo que el enfoque es incorrecto . En primer lugar, mi sensación es que es una batalla perdida como lo fueron otros casos de protesta contra el avance tecnología. Además, es una batalla injusta por que que pretende mantener un sistema de transporte basado en el derroche de recursos económicos ( fuel, coches , etc.) , sufragados por el resto de los trabajadores . En estos términos dudo si conseguirán un amplio apoyo social.

Supongo que al final el sistema de transporte se adaptara a las nuevas tecnologías aun que dudo que el Taxi como medio de transporte desaparecerá. Puede ser que se reduzca su volumen y que al final algunos taxistas tendrán que adaptarse al cambio. En este punto SI es responsabilidad de la sociedad minimizar los daños colaterales que sufrirán estos trabajadores y encontrar la manera solidaria que los beneficios de las tecnologías se repartan de forma justa.