Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) cada vez hay más casos de #Depresión y la culpa parece ser la #Crisis.


Es una confirmación sin duda preocupante que surgió del análisis llevado a cabo por el el centro Nacional de Estadísticas mediante la encuesta "Las condiciones de salud y el uso de los servicios de salud", realizados entre 2012 y 2013. Según los resultados la depresión es un problema muy extendido en nuestro país y más en el caso de las mujeres, con una frecuencia doble que los hombres. Además, en el estudio se establece como principal causa de las depresiones el periodo de crisis que estamos viviendo en la actualidad.


Otras de las razones que llevan a provocar este estado de depresión generalizado es cuando las personas reciben una noticia de algún acontecimiento doloroso como cuando uno tenemos que concienciarnos de padecer una enfermedad grave, o cuando tenemos que hacer frente a graves problemas económicos, o por el hecho de perder el trabajo tanto si nos afecta en primera persona o a alguno de nuestros seres queridos. Otras causas muy comunes son la depresión provocada por la ruptura de pareja y la muerte de un familiar.


En comparación con 2005, hay el doble de casos de diagnóstico depresivo provocado por perder el empleo y aún es más evidente en el caso que las personas que tienen depresión no dispongan de suficientes ingresos económicos para seguir viviendo en unas buenas condiciones.


Las personas que se encuentran en esta situación deben buscar ayuda lo antes posible para no crear una mena de bucle del que luego cuesta mucho salir.


Aunque también se adjudica este crecimiento de casos de depresión al hecho que actualmente la gente no tiene reparo en comentar su estado mental y de salud en cuanto a tristeza y depresión pero hace unos años atrás muchos de los que padecían depresión lo escondían ante la sociedad para no ser juzgados. Lo que antes era un tema casi tabú hoy en día está presente en muchas de las conversaciones del día a día.


Las personas que se encuentren en una situación similar deben intentar salir de ella lo antes posible y para ello tienen que volver a confiar en ellos mismos y no perder la esperanza de volver a encontrar trabajo aunque sea una tarea costosa y que dure más tiempo de lo que uno pueda pensar inicialmente. Hay que buscar de nuevo trabajo de forma activa, de puerta en puerta, con buena imagen y con una sonrisa en la cara y ganas de empezar de nuevo. Hay que proyectar seguridad para poder tenerla. Hay que vivir el cambio como un tiempo para encontrar nuevos recursos y así crecer como personas. Y sobretodo, tener mucha fuerza de voluntad.