El gobierno lleva casi un año vendiéndonos una recuperación que sólo se ve en las cifras macroeconómicas, pero que la calle desmiente. Amparándose en la ignorancia que tiene el ciudadano medio, no sólo de economía global, sino de nociones básicas que le afectan en el día a día. Se muestran resultados que para la mayoría de mortales no pasan de ser jeroglíficos egipcios, y que los palmeros habituales del gobierno certifican como muestras inequívocas de recuperación. De la misma forma que se colocaron hipotecas impagables y preferentes sin valor, hoy nos intentan vender una moto que nos dicen que es buena, aunque a todos nos parece una bicicleta sin pedales.

 Esta semana nuestra bolsa, que iba lanzada según los analistas, se ha dado un testarazo impresionante. Según esos analistas debido a un problema en Portugal; aunque como decía Ockham con su navaja “la solución más simple suele ser la correcta”, y que una compañía puntera desaparezca entera, no de un selectivo sino del parqué, diría que algo tiene que ver. La situación es simple: cunde el pánico en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) después de desaparecer la compañía estrella y los inversores van a lo seguro, como por ejemplo el IBEX; esto lo aprovechan los “buitres” (ave oportunista) para vender IBEX al alza y comprar MAB a la baja, arramblando un dinero que obviamente desaparece del parqué. Que también ha ayudado Portugal, seguramente, pero eso no ha hecho más que incrementar el beneficio de los buitres.

Y el paro baja. Normal, es verano. Aunque es cierto que lleva meses haciéndolo y con el parece que recupera algo el consumo. Es cierto mucha gente que estaba en el paro ahora tiene trabajo, sobretodo para vivir. La estadística de ocupación cuenta la gente registrada en las oficinas del INEM. De esta manera si consigues una ocupación, aunque sea a tiempo parcial, dejas de ser un parado (lógico) de la misma forma que emigrar también te borra de la lista, pasas a ser un parado de otro país. Pero ¿realmente se ha creado ocupación? Sí aunque no tanta como las estadísticas dicen. La proliferación del contrato a tiempo parcial hace que de media el trabajo que harían dos empleados lo hagan tres, como contamos por personas empleadas y no por jornadas la estadística muestra un 50% más de ocupación de la que realmente se ha creado.
Otro dato significativo es el tipo de trabajo creado. Va desapareciendo el trabajo de calidad y se sustituye por trabajos muy poco pagados y de poco nivel. España se está desindustrializando, y al mismo tiempo la necesidad de mayor productividad hace aumentar la mecanización. Por otro lado la desinversión en investigación y desarrollo que hacen tanto la administración como la empresa privada, destruye ocupación de valor añadido. Hoy básicamente se emplean peones y camareros, trabajos muy dignos y sacrificados, pero que no se pagan, y menos en el contexto de crisis y abundancia de desempleados.
En definitiva la información sin saber que hay detrás no sirve para nada. Con su afán de revertir las encuestas, el gobierno saca pecho de recuperación e incluso se atreve a bajar impuestos. Europa ya los ha advertido que con la deuda que España tiene (la totalidad PIB anual) bajar impuestos es un suicidio, pero da igual porque si el crédulo nacional ya se lo arruinó vendiéndoles preferentes e hipotecas, cómo no los volveremos a exprimir vendiéndoles cuentos de hadas.