Hoy he leído en una revista relacionada con el mundo del motor las multas que el Ministerio de Fomento ha establecido para aquellos que compartan gastos en un viaje por carretera sin el permiso correspondiente. Estaríamos hablando de

  • 401-600€ por ser una falta muy grave para la persona que lo ofrezca, en este caso estaríamos hablando del conductor.

  • Si es una empresa o persona que promueve este tipo de servicios, la multa sería de entre 4.001 y 6.000€, 18.000 en caso de reiteración.

Según parece, para el #Gobierno compartir coche con otras personas sería equivalente a sustraer viajeros a un taxi o un autobús.

Anuncios
Anuncios

Además, al tratarse de una actividad que no está regulada y no existe posibilidad de detraer de ella impuestos sería economía sumergida y además competencia desleal.

Dudo mucho que un grupo de gente compartiendo gastos de un viaje interurbano pueda ser competencia directa con un taxi que podría llegar a cobrarte más de 50€ por un trayecto que en coche te saldría unos 7-8€ en gasolina. Sencillamente no hay color.

Respecto a los autobuses, carecen de la maleabilidad de un viaje en coche. Tienes un punto de origen y otro de destino y si el lugar al que te diriges se encuentra en el lado opuesto de la ciudad no tienes posibilidad de que dicho transporte te deje más cerca.

Podríamos compararlo con un sistema de alquiler de coches con conductor, pero en realidad la disponibilidad del vehículo es muy limitada.

Anuncios

Podrías acordar dejarte en un lugar más a mano, pero depende en gran medida de la voluntad del dueño del coche.

Por otra parte, en mi época universitaria, y no hace tanto de ello, se nos fomentaba el realizar este tipo de acuerdos entre los estudiantes para contaminar menos y ahorrar algo de dinero que poder gastar en nuestra educación. ¿De pronto este trato se ha vuelto maligno o es que ahora que estamos en crisis hay miedo de que prefiramos ahorrar a gastar en transporte público de empresas privadas? #Internet