Aforar no es vulnerar, contravenir, atropellar, infringir. Más bien se le aplica a su antónimo, desaforar, esta clase de sinónimos. Pese a ello, está claro que estar aforado y ser ilegal en este país, van de la mano a la par. ¿Por qué sino habría más de mil quinientos casos de #Corrupción económico financiera con políticos imputados a la espera de juicio?

España está en la cabeza de Europa en el número de personas aforadas con diez mil personas que disfrutan de este tipo de amparo legal. Entre ese número desmesurado de personas se encuentran jueces, fiscales, diputados, senadores, ejecutivos regionales, altos cargos de la administración del Estado y todo el Gobierno central.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, en países como EEUU, Alemania y el Reino Unido, no hay nadie que disfrute de este privilegio independientemente del cargo que ocupa (y no me dirán que ser presidente de los Estados Unidos no es un cargo que debería de poseer, si fuera necesario, algún tipo de "inmunidad" a nivel de estado). Es más, con una de las últimas de las leyes Express del gobierno de Mariano Rajoy, España ha estado de nuevo a la cabeza a la hora de aforar tanto al rey Juan Carlos I como a su esposa Sofía mientras que el resto de monarquías europeas, cuando cesan de su corona, son desposeídos de este tipo de privilegios.

¿Privilegio? Bonito vocablo. Sin duda digno sólo de personas que entiendan la importancia del mismo. Sin embargo, Spain is different, obviamente y por desgracia. Mientras unos utilizan sus conocimientos con la corona para incrementar de manera fraudulenta su fortuna, mientras otros cobran bajo cuerda sobres abultados para hacer la vista gorda, mientras los accidentes de tráfico de los hijos sean acallados por un padre aforado por ser ministro, mientras incluso los ideales quedan en un segundo plano por mantener los malos negocios de la familia en silencio ante los ojos del resto del país, mientras los que deben de dar ejemplo, salen a la carrera atropellando al prójimo para no ser multados,… mientras toda esta realidad hipócrita, estúpida y un tanto surrealista reina en el país donde hasta el rey saliente está blindado legalmente por sus malos actos durante su reinado, todo va bien.

Anuncios

¡En España no hay crisis! ¡No! En España hay ladrones que ni son juzgados ni lo serán porque así lo quiere Europa, porque así lo quiere el Rey, porque así les está bien a todos.

Mientras, cada vez más personas se quedan sin más derechos constitucionales (trabajo digno, vivienda digna,…), ni recursos mínimos para subsistir. Las noticias de nuevo se vuelven a hacer eco de un nuevo fraude político, y cada vez, sin lugar a duda, hay más necesidad en este país en el que más de dos millones trescientos mil niños viven bajo el umbral de la pobreza.

Si la justicia no es igual para todos, y eso está más que comprobado día tras día, se seguirán viendo titulares como los del caso Bárcenas, caso Gürtel, Caso Nóos, Caso Emarsa, inundando las páginas de la prensa, no sólo española, sino de medio mundo.

Cuando se abusa de un privilegio hay que arrebatarlo y dejar, que cada cual, se enfrente a sus decisiones y actos. Sin embargo, esto aquí, en España, jamás ha funcionado así. Y lo peor de todo, que Europa, sabiendo que la mayoría del rescate que tuvieron que realizar para salvar a nuestro país fue para poner parches al desfalco político, no sea capaz de hacer nada para poner orden.

Anuncios

España ha llegado a un estado crítico a todos los niveles. ¡Y nadie hace nada! ¡nada! Absolutamente nada.