Anuncios
Anuncios

Lo volvió a hacer. "Don" Stephen #CURRY -así lo apodan los más entendidos del baloncesto- desenfundó su fusil y exterminó la zona de Los Ángeles Clippers a base de triples. Hasta en ocho ocasiones logró encestar desde más allá de la línea de 7,25 para un total de 45 puntos. ¡Y eso que solo jugó tres cuartos!

El partido con Stephen Curry

Tras un comienzo arrollador del equipo californiano en los primeros minutos (21-31), los Clippers supieron reponerse gracias al acierto de un excelso Lou Williams (15 puntos en el primer cuarto) y fueron capaces de aproximarse en el marcador. Sin embargo, cuando solo restaban 02:11 minutos para el final del primer cuarto, una de las estrellas del equipo angelino, Blake Griffin, recibió un codazo involuntario de JaVale McGee que le obligó a abandonar la cancha.

Anuncios

Un hecho que repercutiría en el devenir del encuentro, pues a partir de ese momento los #Warriors se hicieron con el control total del partido impulsados por una actuación antológica de Stephen Curry, que cruzaba el túnel de vestuarios con 29 puntos.

Una vez finalizado el descanso, los líderes de la conferencia Oeste reafirmaron su dominio con un parcial de 21-39 que terminaría sentenciando el duelo. Un tercer cuarto en el que, de nuevo, "Don" Stephen fulminó a su rival desde el exterior con canastas de todos los estilos y desde todas las posiciones.

45 puntos y ocho triples reflejaban su tanteador personal segundos antes de finalizar el tercer periodo; momento en el que Curry se dirigía al banquillo para disfrutar de los minutos restantes desde su trono.

¿La mejor versión de Stephen Curry?

Al concluir el partido, el propio Curry aseguró en unas declaraciones recogidas por el medio digital AS que el hecho de encestar varios triples en el primer cuarto le hizo sentirse seguro de sí mismo y concienciarse de que podía ser un gran día para él: "Estaba on fire.

Anuncios

Lo supe enseguida cuando conseguí la libertad en un par de triples en el primer cuarto. Cuando entraron, comencé a tener ritmo. Pero más allá de eso, mantienes la cabeza baja y sigues lanzando, sigues agresivo y eso es todo".

Además, el jugador americano afirmó que a pesar de su reciente lesión se siente en un gran estado de forma: "Honestamente, siempre siento que estoy caliente. Después de la lesión tengo las piernas frescas, tengo un buen ritmo".

La próxima cita de los Warriors tendrá lugar el martes 9 de enero en el Oracle Arena, donde se verán las caras ante unos irregulares Denver Nuggets, que actualmente ocupan la sexta posición de la Conferencia Oeste con un tanteador de 21 victorias y 18 derrotas. #NBA