Anuncios
Anuncios

Se espera un mercado de invierno muy movido en el Camp Nou. El fichaje galáctico del FC Barcelona [VIDEO] se puede convertir en un auténtico culebrón porque no se terminan de poner de acuerdo.

El principal objetivo

Desde el pasado verano el principal objetivo del FC Barcelona [VIDEO] para reforzar la plantilla es Philippe Coutinho. El problema es que Liverpool sigue cerrándose por banda y no quiere dejar salir al futbolista a pesar de que el brasileño ya ha expresado que su deseo es vestir de azulgrana.

El precio de Coutinho se podría estimar entre los 120 y 150 millones de euros, lo que para algunos es demasiado, ya que aunque nadie duda de su calidad, tampoco se va a convertir en el mejor jugador del mundo.

Anuncios

Leo Messi, que tiene mucho que decir en el tema de #Fichajes del Barça, cree que el brasileño es la pieza que falta en el equipo, ya que es una mezcla entre Neymar y Andrés Iniesta, salvando las distancias. El problema es que Ernesto Valverde no lo ve así y según sus últimas declaraciones, piensa que pueden aguantar hasta verano sin hacer ninguna incorporación.

Para el técnico, es mejor esperar al próximo año para intentar el fichaje de Antoinne Griezmann. Sería un fichaje de garantías y mucho más económico, ya que solo costaría 100 millones de euros. Un ahorro de dinero con el que se podría afrontar la incorporación de un central.

No se descarta a Griezmann en enero

Aunque parece imposible y más después de la denuncia que ha puesto el Atlético tras las palabras de Amor, el Barça no descartaría su incorporación este enero.

Anuncios

El francés lo está deseando y sabe que es una buena oportunidad para por fin fichar por un equipo capaz de luchar por todos los títulos.

El club azulgrana piensa que su fichaje no tiene riesgos. Ya que Griezmann conoce esta totalmente adaptado a la Liga Española y encajaría perfecto en el sistema de Valverde escorado a una banda junto a Leo Messi y Luis Suárez.

Con la mente en el Mundial

Una de las desventajas del fichaje de Griezmann sería que ya no puede jugar la Champions este año. Aunque sería un problema el Barça piensa que con el alta de Dembéle se podrían hacer muchas rotaciones sin temer a que alguno de sus cracks se enfadara.

También piensa así el del Atlético, que ve una buena oportunidad para llegar más descansado al Mundial de Rusia del próximo verano. Lo que está claro es que El Principito va a dar mucho que hablar en los próximos días y su futuro está más en el aire que nunca.

#FC Barcelona #Fútbol