Anuncios
Anuncios

Neymar abandonó inesperadamente el FC Barcelona el pasado verano rumbo al París Saint Germain después de que el equipo francés pagara el que por ahora es el precio más alto de la historia del #Fútbol, 222 millones de euros. Ahora, y tras varias polémicas, ya se habla de que el Real Madrid querría intentar su fichaje a toda costa.

No está a gusto

Aunque el jugador brasileño quiso salir a desmentir todos los rumores de polémicas en torno a él, a nadie se le escapa que Neymar no termina de estar cómodo. Primero fue el lío con Edison Cavani y ahora con Unai Emery. En el Barça junto a Leo Messi y Luis Suárez se le veía muy feliz, aquí se le ve diferente.

Anuncios

Su idea era hacerse el amo del equipo, la estrella en las que todos se fijaran, pero tiene mucha competencia. Su sueño es llegar a ser Balón de Oro y en estas circunstancias lo tiene incluso más difícil que jugando como azulgrana. Por eso, ya está pensando en la estrategia para salir del PSG.

Desde muy pequeño, Neymar sintió atracción por los colores del Real Madrid [VIDEO], y aunque acabó jugando en el Barça, siempre ha preferido el blanco. Sabe que será una gran traición que ningún seguidor culé le perdonará, pero si Florentino Pérez se lanza a por él, no dudará en hacer lo posible para salir de París.

La llamada de Messi

Lo que no se esperaba el brasileño era la llamada de su ídolo. Leo Messi se puso en contacto con Neymar para saber si era cierto todos los rumores de su mal estado anímico.

Anuncios

Después de verlo llorar en rueda de prensa, el argentino no dudo ni un momento en marcar su teléfono para saber como estaba su amigo.

Según algunos medios, el consejo de Messi fue que estuviera tranquilo, que jugará como lo había hecho hasta ahora y que todo se solucionaría. Per en lo que más insistió el '10' fue en quitarle de la cabeza su salida, y menos hacia el Real Madrid [VIDEO]. No soportaría verlo jugar con su máximo rival.

Solo son rumores, pero la verdad es que tratándose de Florentino Pérez y de Neymar, todo es posible. Eso sí, para ver al brasileño vestido de blanco, el Real Madrid tendría que desembolsar más de 200 millones de euros. Para conseguir esta gran cantidad de dinero, el club blanco tendría que vender a alguna de sus estrellas, y ya tiene nombre.

Gareth Bale ya no es intocable. Sus numerosas lesiones no lo hacen imprescindible y ya se le busca equipo. En Inglaterra es muy codiciado y algunos equipos podrían llegar a ofrecer hasta 100 millones de euros para sacarlo del Real Madrid. #Lionel Messi #Fichajes