Anuncios
Anuncios

Ahora que se ha puesto tan de moda el '#Black Friday', si lo aplicamos al mundo del #Fútbol, algo similar tiene entre ceja y ceja el presidente del Real Madrid, Florentino [VIDEO] Pérez. El máximo mandatario del conjunto blanco tiene un antojo para esta Navidad y pretende darse el homenaje en las próximas horas.

Ya sabrán nuestros lectores que el Black Friday es un término acuñado de Estados Unidos. Básicamente es un día, generalmente el día posterior a Acción de Gracias, lo que a efectos de España constituye el cuarto viernes de noviembre. Ese día, la mayoría de comercios establecen descuentos suculentos que impulsan a los consumidores a arrancar por todo lo alto las compras navideñas.

Anuncios

Keylor Navas genera muchas dudas

El capricho de #Florentino Pérez para celebrar su propio Black Friday sería encontrar un sustituto de garantías para Keylor Navas. El rendimiento del portero costarricense está fuera de toda duda. En gran parte, de los éxitos logrados en los últimos meses existe una buena dosis de culpa en las paradas de Keylor.

Sin embargo, el ex del Levante se lesiona demasiado. De hecho esta temporada tardó en arrancar debido a los constantes problemas físicos y tras recuperarse volvió a recaer. Kiko Casilla, el teórico suplente de Navas, ya ha disputado nueve partidos, incluidos seis de liga y dos de Champions league. Los constantes problemas del guardameta de la selección de Costa Rica podrían hacer que Florentino [VIDEO] reavive un viejo deseo.

De Gea, complicado

La ilusión de Florentino Pérez siempre fue la de encontrar el portero español de referente para la próxima década.

Anuncios

Por usar un símil madridista, el sucesor de Iker Casillas. Todos sabemos que ese jugador, hoy por hoy, es David De Gea.

Sin embargo, el Manchester United no soltará a De Gea sin un saco de millones por medio. Y menos ahora que su entrenador es José Mourinho, que sabemos cómo terminó su periplo en el Real Madrid.

Kepa, el elegido

A grandes problemas, grandes soluciones. El remedio perfecto para haber llegado de la mano, nunca mejor dicho, de Kepa Arrizabalaga. La joya de la portería del Athletic de Bilbao, de tan solo 23 años, se ha convertido en uno de los mejores de Europa. Internacional absoluto ya, pisando los talones a David De Gea en cada convocatoria de Lopetegui, sus actuaciones no pasan desapercibidas en Chamartín.

Un chollo. Eso es lo que supondría su fichaje. Kepa termina contrato en 2018, por lo que Florentino tiene dos opciones. Ofrecer una suculenta prima de fichaje y traerlo en junio... o pagar 20 millones al Athletic y tenerlo atado en las próximas horas. Habría portero para muchos años.