Anuncios
Anuncios

La polémica que más ha dado que hablar en la última semana ha sido la discusión que tuvieron Edinson Cavani y Neymar Jr. durante el último partido entre el PSG y Olympique de Lyon, donde ambos se enfrentaron por el lanzamiento de un penalti.

Relación rota

Una de las condiciones que puso Neymar para salir del Barça [VIDEO] rumbo París fue convertirse en la estrella del equipo. En el conjunto azulgrana nunca pudo ser el gran líder y siempre estuvo a la sombra de Leo Messi [VIDEO], por eso, decidió marcharse y poder luchar por el Balón de Oro.

Lo que no esperaba es que a las primeras de cambio se vería con un fuerte rival por el trono del vestuario, Edinson Cavani.

Anuncios

Desde la salida de Zlatan Ibrahimovic el uruguayo se había convertido en el gran referente del PSG y no quiere perder su estatus ante nadie.

Esto originó lo que se pudo ver en el último encuentro del equipo parisino ante el Olympique de Lyon. Primero fue durante el lanzamiento de una falta, cuando ambos querían el balón y fue Dani Alves el que al final arrebató de las manos del uruguayo el esférico para dárselo a Neymar que acabaría tirándola.

Pero la pelea final fue antes de un penalti. Emery dijo que se irían turnando, por lo que esta vez le tocaba a Neymar, pero Cavani con la excusa de que el brasileño había tirado la falta no le dejó ni tocar el balón.

El delantero lanzó, y falló, pero la relación ya estaba rota. Dos egos que parece muy complicado que puedan llegar a entenderse. En el #Barça, Messi no tenia ningún problema en dejarle lanzar tanto faltas como penaltis.

Anuncios

El Barça quiere venganza

Con todo esto, el FC Barcelona se quiere aprovechar. Aún dispone de mucho dinero tras los 222 millones de euros ingresados por ‘Ney’ y habría contactado con los agentes de Cavani para conocer la disponibilidad y su precio de salida.

Sería un refuerzo de lujo, y aunque parece que el puesto de delantero centro ya está ocupado por Luis Suárez, cuando Cavani jugaba junto a Zlatan Ibrahimovic lo hacía escorado a una banda, por lo que el tridente no sería incompatible.

La operación parece muy complicada, y más sabiendo la mala relación que tienen ambos clubs desde el intento de fichaje de Marco Verrati y la fuga de Neymar hacia París.

Pero nada es imposible, y más después de que Neymar no quiera a su lado a Cavani y el PSG deba buscarle una salida urgente. Lo que queda muy claro es que el brasileño fue fichado para ser la estrella absoluta del equipo y no va a permitir que nadie le arrebate su reinado. #Fútbol #Fichajes