Anuncios
Anuncios
2

Hay que remontarse a los inicios del Siglo XX, específicamente a abril de 1905. Esteban Baglietto, Pedro Sana y Alfredo Scarpatti eran mejores amigos y estudiaban en la Escuela Nacional de Comercio, en la #Boca. La afición del #Fútbol de estos chicos fue inculcada por un peculiar profesor irlandés llamado Paddy McCarthy.

Gran Bretaña dominaba el fútbol a nivel mundial y el respeto que le tenían los otros países a este país era memorable. Su nivel era superior que el de los demás países y cada equipo de fútbol que no perteneciera al Reino Unido quería parecerse a ellos.

En búsqueda de una rivalidad

Esa afición al fútbol de los chicos les despertó la curiosidad de crear un equipo en su barrio, en el que ya existía otro club: River Plate.

Anuncios

Se reunieron los jóvenes en casa de Baglietto y a ellos se le unieron los hermanos Juan Antonio y Teodoro Farenga.

Los cinco estaban en la sala de la casa y cuando los padres de Baglietto llegaron a la casa le preguntaron a su hijo: "¿Qué están haciendo?", a lo que responde: "Estamos planificando la fundación de un equipo de fútbol en la ciudad". La cara de su papá parecía un poema y este refutó: "Perfecto, pero no los quiero aquí encerrados, váyanse a la calle". Así fue y los chicos salieron de la casa.

La Plaza Solís fue el nuevo destino para el ansiado plan de los chicos. El hermano menor de Sana se unió al grupo y surgió la determinación que tanto se esperaba: "Vamos a crear un club".

En búsqueda de aliados

Juntaron a más personas a unirse a la idea, sin embargo no tenían los números deseados, por lo que fueron a hablar con los de Independencia, un club de fútbol de la zona que tenía severos problemas con la gente de River Plate.

Anuncios

Eran los aliados perfectos para su plan maestro.

Convencieron a Pedro Moteldo, alma mater del Independencia a fusionar su equipo con lo que ellos querían crear. Todo esto con la condición de que fuese un club nuevo, con un nombre distinto al existente. Pedro le preguta: "¿Cómo se va a llamar?", a lo que le dicen: "Boca Juniors". Sorprendido, Moteldo repregunta: "¿Por qué Juniors?" y con una risa le explica: "No sé, pero suena guay. Boca solo no suena tan bien".

Entre los nombres propuestos estaban los siguientes: "Hijos de Italia", "Defensores de Italia" y "Defensores de la Boca". Sin embargo, fue Pedro Sana quien propuso el nombre definitivo, ya que era el más inteligente y el que dominaba mejor los idiomas.

La inclusión de la palabra "Juniors", según Sana, era porque significaba "jóvenes" en inglés y como ellos eran jóvenes tenía sentido, además que un término en ese idioma le daría un sentido más refinado y de valor.

En su debut, Boca Juniors derrotó por goleada 4-0 al Mariano Moreno y generó excelentes sensaciones en la ciudad portuaria.

Anuncios

Los futbolistas vistieron una camiseta azul celeste y no convenció nada al público, a pesar de la apabullante victoria.

¿Por qué visten de ese color?

La camiseta fue un tema de discusión, hasta que un día llegó al puerto una embarcación proveniente de Suecia, con su enorme bandera azul y cruz amarilla. Esa combinación le gustó a los chicos y la utilizaron para el club. En un principio usaban la banda vertical, pero cuando se pasó a horizontal no hubo vuelta atrás.