Anuncios
Anuncios
2

Mucho se habla de que la lealtad en el #Fútbol no existe. Todo esto lo determina la suma de dinero que ofrece un club a otro por el traspaso de un jugador. Por esta razón contaremos la historia de John "Budgie" #Burridge, el futbolista que ha defendido los colores de 29 equipos diferentes.

Las historias de amor en el fútbol existen. Francesco Totti disputó 25 temporadas con la Roma y se retiró como profesional sólo jugando en el equipo de la capital italiana. Son excepciones, y más aún en el fútbol moderno, que está meramente dominado por el poder adquisitivo de los clubes y sus dueños.

Así comenzó todo

Sin embargo, la peculiar historia de Burridge inicia en el año 1969 cuando debuta como futbolista en el Workington AFC, conjunto que actualmente compite en la séptima división inglesa.

Anuncios

Desde pequeño supo cuál sería su posición en la campo: portero. Siempre que iniciaba un partido en su barrio en Great Clifton, ubicado al norte del Reino Unido, tenía como objetivo mantener la meta en blanco y su competitividad lo llevó a dedicarse ej plenitud al fútbol.

Después de dos campañas en el Workington, el cancerbero fue cedido al Blackpool, equipo de mucha tradición en Inglaterra. Bajo los tres palos demostró su valía y el club lo contrató por cinco temporadas, en las que disputó 131 partidos. Ganó su primer título en una Copa que ya no existe que se disputaba entre equipos ingleses e italianos. La final fue ante el Bologna y se decidió en penalties, en los que Burridge se convirtió en héroe.

En 1978 el Aston Villa presenta una sustanciosa oferta por el guardameta y logra arrebatarlo al Blackpool.

Anuncios

Con 90.000 libras en el bolsillo, Burridge asumía un rol más importante en un equipo que jugaba en lo que hoy en día conocemos como la English Premier League. Sin embargo, algo inesperado sucedió. El club contrató unos meses después a Jimmy Rimmer, un portero con cualidades únicas y un portento físico envidiable. El rol de "Budgie" fue secundario y se convirtió en rutina su presencia en el banquillo de suplentes.

Desde 1980 hasta 1997, año en el que se retiró, cambió de equipo como cambiaba de ropa interior. Fue en ese último año que se dio cuenta que era momento de colgar las botas. Formó parte de tres clubes diferentes y en ninguno de ellos tuvo minutos.

John Burridge tras su retirada

El fútbol ha sido y siempre será parte de su vida. Fue entrenador de porteros en varios equipos, incluído el Crystal Palace. Además fue comentarista de la Premier League y la UEFA Champions League. Y por último y no menos importante escribió su autobiografía titulada "Budgie" en la que cuenta anécdotas sobre su pintoresca carrera.