Existe una serie de nombres míticos del #Fútbol que cosecharon halagos y éxitos innumerables, excepto uno: ganar la #Champions League. Un repaso a los "9" más históricos que no pudieron poner la guinda a su palmarés.

Eric Cantona

El marsellés fue la gran irrupción del balompié francés en la década de los ochenta. Su desparpajo, garra y olfato goleador no pasaron desapercibidos para los grandes del momento en el país galo. Tras destacar en el Auxerre, haría las maletas para recalar en el Olympique de Marsella, conjunto de su ciudad natal. Con el Marsella ganaría dos Copas de Francia y una Liga entre 1988 y 1991. En el '92 llegaría su debut en la Liga Inglesa tras abandonar Francia para enrolarse en las filas del Leeds United.

Anuncios
Anuncios

En el país anglosajón Cantona comenzaría su periplo de mayor éxito futbolístico, fichando la temporada siguiente a su llegada por el todopoderoso Manchester United. Compartiría vestuario con leyendas como Peter Schmeichel, Gary Pallister o Paul Scholes. Pese a ganarlo todo a nivel nacional en Inglaterra, jamás consiguió ni la Champions League ni un campeonato a nivel continental. Sin embargo, llegó a acariciar la ansiada final con unas semifinales ante el Dortmund.

Ronaldo

El crack brasileño deslumbró con sus carreras y regates desde su llegada al Barcelona. Ya en la Eredivisie holandesa rompió con las estadísticas como jugador del PSV Eindhoven. El club catalán lo ficharía tras pelearse con media Europa por un delantero que de época. En España, con Barcelona y Real Madrid llegaría a lo más alto en el palmarés nacional.

Anuncios

No así en Italia, jugando para Inter y para AC Milán.

Sin embargo, si echamos un vistazo a los trofeos europeos en su haber, llama la atención la ausencia de la orejona. Con un sólo título europeo en su paso por la liga española (la Recopa con el Barça) y dos logrados en Italia (Copa de la UEFA con el Inter y la Supercopa con el AC Milán) cerraría un palmarés en el que siempre habrá una espinita clavada para el bueno de Ronaldo: la Champions League.

Lo más cerca que estuvo de llegar a la final fue en unas semifinales de la temporada 2002/2003 con el Real Madrid. El conjunto merengue caería ante la Juventus de Thuram, Nedved y Del Piero. Casi nada.

Gabriel Batistuta

A Bautista se le podría definir como uno de esos astros del fútbol argentino que marcaron una generación. Jugó con históricos argentinos como Canniggia o Fernando Redondo, incluso con Maradona. A nivel de clubes, desempeñó su carrera en Italia jugando para Fiorentina, Roma e Inter de Milán. Fue en la Fiore dónde pasó el grueso de su carrera, compartiendo vestuario con Francesco Toldo, el alemán Stefan Effenberg o el inolvidable "10" portugués Rui Costa.

Anuncios

Llegó a conquistarlo todo en las filas del conjunto de Florencia y más tarde con la Roma: Liga, Copa y Supercopa italianas. También destacó en la selección Argentina. Sin embargo, no llegó a nada en campeonatos continentales. Ni siquiera logró pasar de las fases eliminatorias de la Champions League.

Su última temporada en la élite la disputó en el Inter de Milán, pero no fue inscrito en la máxima competición europea. Lástima, pues el Inter llegaría a semifinales, siendo eliminado por el eterno rival, el AC Milán.

Dennis Bergkamp

Si algo tiene el que fuera canterano del Ajax de Amsterdam es un amplio palmarés. Ya en el conjunto holandés, donde dio el salto definitivo a la élite, demostró ser un delantero llamado a hacer historia. Jugó siete temporadas en el Ajax, consiguiendo cuatro títulos nacionales y dos continentales. A principios de los '90 ingresaría en las filas del Inter de Milán. Con los nerazzurri lograría su segunda Copa de la UEFA.

Después de dos campañas en el Inter, haría las maletas rumbo a la Premier para recalar en la disciplina del Arsenal. En el conjunto londinense lo ganaría todo a nivel nacional: Premier, Community Shield y FA Cup. Pese a sus éxitos (11 trofeos con el equipo inglés), se retiraría con la espinita clavada de no haber podido levantar una Champions League.

Por caprichos del destino, el partido de despedida de "iceman" fue la final de Champions League 2005/06. Los gunners cayeron por 2-1 ante el Barcelona de Rijkaard y el bueno de Dennis lo tuvo que ver desde el banquillo.

Roberto Baggio

La clase y la magia eran las mejores características del mítico punta italiano. Baggio jugó con los tres grandes de Italia: Juventus, AC Milán e Inter de Milán. Lo especial de "Il Divino" era su técnica y alegría a la hora de mover el balón, mostrándose como la antítesis del catenaccio.

Desarrollo su carrera completamente en Italia, logrando tan sólo tres títulos nacionales con Juve y Milán: dos Scudettos y una Copa. En el apartado continental, alzó una Copa de la UEFA durante su estancia en Turín como bianconeri. Su periplo por la Champions se redujo a una eliminación en la fase de grupos con el AC Milán en la 1996/97 y otra en cuartos de final de la 1998/1999 con el Inter.