Anuncios
Anuncios

Todo en el equipo blanco estaba marchando a la “perfección”, pero por ciertos rumores las cosas se pusieron un poco tensas y el presidente de la entidad blanca, casi comete una locura, la cual involucra a dos de sus jugadores.

La ceremonia de la Champions League fue el evento donde ocurrió este hecho que estuvo a punto de acabar muy mal, pero para fortuna de todos el técnico del equipo se encontraba en el lugar indicado y pudo parar a #Florentino Pérez y evitar que éste cometiera uno de los errores más grandes.

¿Qué ocurrió en la ceremonia de la Champions League?

Como ya mencioné, en dicho evento ocurrió todo, pero, ¿qué fue lo que ocurrió? Como muchos ya sabrán el presidente de la entidad blanca está en busca de un jugador del Mónaco, Kylian Mbappé, un jugador talentoso que aportaría mucho al equipo, pero en la ceremonia de la Champions League las cosas se “salieron de quicio”, después de que el presidente de la entidad se enterara del rumor del fichaje de Mbappé por el París Saint Germain.

Anuncios

Claramente, el mandatario blanco no lo tomó como un rumor y decidió tomar cartas en el asunto, debido a que también había escuchado que el precio sería inferior al que se había negociado, fue en ese momento cuando Florentino Pérez [VIDEO] conversó con el técnico francés, #Zidane, sobre abrir las negociaciones con el Mónaco, pero éste no lo permitió y detuvo a Florentino.

Zidane [VIDEO] salvó a dos de sus jugadores

El presidente del Real Madrid se vio envuelto en un dilema, después de enterarse de lo de Mbappé, y por ello estuvo a punto de poner sobre la mesa del Mónaco a Bale o Kovacic para la negociación con el crack del Mónaco, pero Zidane lo detuvo alegando que en el Real Madrid todo marcha muy bien y que no es necesario tocar a los jugadores.

Dicha acción no le gustó nada al técnico y es por ello que se propuso detenerlo, cosa que logró.

Anuncios

El mismo también le informó de que no le gustaría verlo cometiendo los mismos errores que en el pasado, cuando se dedicaba a fichar jugadores por un simple capricho.

Gracias a la intervención de Zinedine Zidane el mandamás de la entidad merengue pudo calmarse, y dejar de lado el capricho. Con todo lo que ocurrió algo está muy claro, el galo sabe lo que quiere, y no dejará que nadie toque al equipo si eso puede perjudicar al mismo, por otro lado también es muy consciente de que en el Real Madrid todo marcha bien y no le hace falta un fichaje como el de Mbappé.

En la entidad blanca todo está en calma, pero no deben confiarse ya que cualquier cosa podría ocurrir.