Anuncios
Anuncios

Todo ha salido al revés. Todo eran alegrías en el Barcelona [VIDEO] cuando algunas informaciones daban por hecho que Cristiano Ronaldo saldría del Real Madrid [VIDEO] este mismo verano, y al final, el que se ha marchado es Neymar. Una salida inesperada y que hace a la directiva azulgrana pensar en recambios de garantías.

Desde la salida de Neymar, Josep María Bartomeu, Robert Fernández y Ernesto Valverde peinan el mercado en busca de #Fichajes que vuelvan a hacer soñar a la afición, muy defraudada por los últimos acontecimientos.

Han sonado muchos nombres, Paulo Dybala, Philippe Coutinho, Dembelé, Verratti, pero ninguno acaba de concretarse porque los equipos no quieren dejar salir a sus estrellas, y piden demasiado dinero, y más sabiendo que el #Barça dispone de 222 millones de euros para gastar.

Anuncios

Esto y que Florentino Pérez intenta encarecer cada uno de los fichajes que intentan los azulgranas, hace que aún no se haya concretado ninguno de los fichajes esperados.

Plan B

Cada vez queda menos para que empiece la competición y el Barça necesita refuerzos. Por eso, y ante la imposibilidad de fichar grandes estrellas han pasado al plan B. Grandes jugadores a un precio menor pero con la incertidumbre de si valdrán para la exigencia que supone un club como éste.

Uno de los que más se está hablando es Renato Sanches. Al portugués, a pesar de que ha tenido un año muy malo en el Bayern de Múnich, le siguen multitud de equipos. En la pasada Eurocopa, de la que salió campeón, fue una de las grandes revelaciones y el club alemán no lo dejó escapar.

Ahora, aunque buscan que salga cedido, si llega una oferta igual a lo que les costó, la aceptarían porque no tiene sitio en el once de Ancelotti.

Anuncios

Por eso, el Barça cree que sería un buen recambio para Andrés Iniesta. Tiene juventud, calidad y se podría adaptar perfectamente al juego azulgrana de toque.

El problema

El gran problema con el que se ha encontrado el Barça es que Cristiano Ronaldo no está por labor de dejarlo marchar al máximo rival. Habría llamado a su compañero de selección para indicarle que en el Barça iba a ver los partidos desde el banquillo.

Que busque otro equipo que le asegure minutos, además, estando en año de Mundial necesita equilibrio para demostrar lo que vale. En el Camp Nou vería casi todos los partidos desde el banquillo porque hay muchos jugadores mejores que él. Falta esperar la decisión del joven portugués y si acepta el reto de competir en uno de los mejores equipos del planeta. #Fútbol