Los #Knicks han detenido las negociaciones del cambio de #Carmelo Anthony con Los Rockets y Los Cavaliers, según Adrian Wojnarowski y Ramona Shelburne de ESPN.com. Nueva York quiere reabrir el diálogo con Anthony sobre "reincorporarlo en la organización". Anteriormente se informó de que los representantes de Anthony querían ver un trato hecho esta semana. Los Rockets y los Knicks estaban buscando conseguir un cambio que involucrara múltiples equipos y estaban buscando un cuarto equipo para ayudar a facilitar un trato. Las dos partes discutieron un acuerdo de tres equipos el fin de semana pasado, pero esas conversaciones se "paralizaron".

El equipo busca sanar las heridas

La llegada pendiente de Scott Perry como Gerente General ha hecho que el ejecutivo del equipo, Steve Mills, reconsiderara su postura sobre el movimiento de Anthony, agregaron los dos escribas.

Anuncios
Anuncios

Perry, que actualmente es el vicepresidente de operaciones de baloncesto de Los Kings, y los Knicks han acordado un acuerdo para convertir al ejecutivo en el nuevo Gerente del equipo. Sin embargo, Sacramento y Nueva York todavía tienen que trabajar en la compensación para finalizar un acuerdo.

Los Knicks quisieran que Anthony se reuniera con la nueva oficina del equipo, así como con el entrenador Jeff Hornacek pronto, pero los dos escribanos de ESPN añaden que es poco probable que Carmelo Anthony responda con entusiasmo para quedarse con la franquicia. Los Rockets adquirieron a Chris Paul hace dos semanas y desde el comercio, Houston ha sido citado como un posible punto de aterrizaje para Anthony. Con el fin de llevar el 10-tiempo All-Star a bordo, Houston sería presumiblemente necesidad de mover Ryan Anderson, que ganará más de $19.5M durante la campaña 2017/18.

Anuncios

Nueva York no tiene interés en agregar a Anderson al equipo.

Los Pelicans, ¿el cuarto equipo?

Hasta el momento se desconoce la verdadera razón del porqué no se pudo concretar la transacción, pues hace unas horas se mencionaba que los Los Pelicans habían expresado interés en convertirse en el cuarto equipo, según Marc Berman de The New York Post.

No está claro si Nueva Orleans tomaría los tres años y más de 61 millones de dólares dejados en el contrato de Ryan Anderson o si él iría a otro equipo. Anderson pasó cuatro años con la franquicia de Los Pelicans antes de firmar con Houston el verano pasado. Los Rockets necesitan mover su salario para dar cabida a Anthony, mientras que los Knicks no tienen necesidad de Anderson porque él juega en la misma posición que Kristaps Porzingis y va en contra de su nueva filosofía de evitar acuerdos a largo plazo con jugadores de avanzada edad. Con las negociaciones en pausa es incierto el futuro del estelar de Nueva York. #nba