El España-Colombia ha vuelto a traer a debate la situación del pueblo español y el jugador del Barça Gerard Piqué. Han vuelto a silbarle cada vez que tocaba el balón en Murcia, al igual que pasaba en León, en Madrid y, prácticamente, en todos los campos donde ha jugado con la zamarra de la #Selección Española. Pues aquí vamos a intentar dar una explicación a esos silbidos y a la causa principal de su imperio dentro de un campo de #Fútbol.

En primer lugar, tenemos el hecho puramente deportivo, es decir, la rivalidad Real Madrid [VIDEO] y F.C. Barcelona. Cada ciudadano español tiene su equipo pero siempre tendrá su opinión sobre si le "tira" más el conjunto blanco o el blaugrana.

Anuncios
Anuncios

Esto es un hecho, y Piqué siempre ha sido, desde que llegó al Camp Nou, el azote del madridismo. Es un chaval que tiene más peligro con un micrófono delante que Neymar en una fiesta en plena temporada. En fin, el hecho de que Piqué tire 'sus dardos' al máximo rival puede despertar la animalversión de la gente hacia su persona. ¿Le silban por la rivalidad deportiva?

En segundo lugar, el componente político. Es de sobra conocido que Piqué siempre se ha visto envuelto en todo el desarrollo de cualquier cosa que huela a independentismo catalán, consulta, diada y demás. A parte de sus declaraciones sobre la selección, de que prefiere al conjunto catalán que al español, que por ahora juega con España porque es lo que toca, etc. Gerard Piqué siempre anda metido en todos los 'fregaos', es por eso que no es descabellado pensar que le piten por los temas políticos.

Anuncios

En tercer y último lugar, el asunto puede radicar en el sentimiento de la gente. El ciudadano español ve jugar a su selección y se emociona, quiere que gane siempre, ahí no importan los colores porque España no es un club, es una selección de todos. Entonces, lo ideal sería que todos los que juegan con la elástica de 'la roja' sientan los colores y se identifiquen con España. La gente puede pitar a Gerard Piqué porque piensan que no siente a España. Ahora no vale decir que se deja la piel en el campo, normal, porque la selección le abre puertas que jugando con Cataluña no: patrocinios, dinero, ganar competiciones como la Eurocopa y el Mundial. La afición española le pitan porque saben que él no pinta nada en la selección.

En definitiva, Gerard Piqué debe de aprender a callarse en determinadas ocasiones porque luego sale en ruedas de prensa o en zona mixta quejándose del trato que recibe, o de lo mal que lo pasa con los pitos. Pues Piqué deja de meter tanta caña porque estás en todas, en los tres razones anteriores has dejado huella y has participado activamente. Viva España y a por el Mundial. #Piqué