El flamante nuevo campeón de Europa ya piensa en la temporada que viene. Una vez pasadas las celebraciones y con la mayoría de jugadores de vacaciones, Florentino Pérez [VIDEO] y Zinedine Zidane ya trabajan en hacer los cambios oportunos para seguir con la inercia tan positiva de los dos últimos años.

Está claro que el presidente blanco tiene decidido hacer un gran desembolso de dinero después de que en los anteriores mercados de fichajes apenas hubiera nuevas incorporaciones. Lo que ocurre, es que antes de entrar hay que dejar salir.

Gareth Bale

Uno de los futbolistas que más ha decepcionado este año ha sido Gareth #Bale.

Anuncios
Anuncios

El jugador galés no ha sido determinante y ha estado de baja en los partidos importantes. Isco Alarcón le ha ganado el puesto en todos los sentidos y ya no es imprescindible.

Aunque Zidane siempre ha mostrado su predilección por Bale, se le podría buscar una salida. Pretendientes no le faltan, ya que tanto el Machester United como el Chelsea estarían dispuestos a ofrecer 100 millones de euros por el atacante, pero Florentino Pérez tiene otra idea en la cabeza.

Intercambio galáctico

Los tres nombres que están escritos en rojo en la agenda del Real Madrid son: Paulo Dybala, Kylian Mbappé y Eden Hazard. Es casi seguro que uno de los tres llegará al Santiago Bernabéu, lo que falta es que técnico y presidente se pongan de acuerdo.

El que menos posibilidades tiene es el argentino que después de renovar por la Juventus parece que seguirá una temporada más en el club italiano.

Anuncios

El preferido de Florentino Pérez es Mbappé. El joven francés ha demostrado este año que es una de las promesas mundiales más destacadas. Con solo 19 años ha dejado sorprendido a todo el mundo del fútbol con sus actuaciones. El Mónaco pide 135 millones de euros por él.

Mientras que el preferido de Zinedine Zidane es Eden Hazard. El técnico francés es un enamorado de las cualidades del belga y todos los años lo ha intentado fichar. El Chelsea podría dejarlo salir por 85 millones de euros.

Después de ganar la Champions, parece que el presidente está dispuesto a ceder a la opinión de Zidane y pretendería un intercambio galáctico que llevaría a Bale al Chelsea y a Hazard al Real Madrid.

La operación se llevaría a cabo sin dinero de por medio. Uno por otro. Los dos clubs creen que se verían beneficiados. El equipo de Conte porque se haría con un futbolista que en Inglaterra mostró lo mejor de su fútbol y el Real Madrid porque conseguiría una pieza que Zidane cree fundamental para mejorar su ataque.

Parece una operación difícil sobre todo porque Bale no está muy dispuesto a abandonar el Santiago Bernabéu. Quiere demostrar que es uno de los mejores jugadores del mundo y que puede ser el sucesor de Cristiano Ronaldo. #RealMadrid