Lisboa, Milán, y ahora Cardiff. La historia reciente del #Real Madrid en la máxima competición europea está teñida de éxitos, y anoche escribió una página con letras de oro en la historia de la UEFA Champions League. El conjunto dirigido por Zinedine Zidane disputó en Cardiff otra nueva final ante la Juventus de Turín, que le coronó de nuevo como campeón de Europa por Duodécima vez. La empresa no fue fácil, ya que la primera parte, a pesar de adelantarse en el marcador con un gol de Cristiano Ronaldo (quién si no), pronto la Juventus empató la contienda con un espectacular gol de tijera de Mandzukic. Los blancos, anoche de lila, les costó mucho sacudirse el dominio italiano los primeros 45 minutos de partido, donde les tocó defenderse y ser salvado por una mano espectacular del costarricense Keylor Navas.

Sin embargo, el paso por vestuarios sirvió al Madrid para poner las ideas en orden, y en los segundos 45 minutos el equipo salió como un vendaval, dispuesto a llevarse por delante todo lo que se le cruzara por delante, y Casemiro volvió a poner a los de Zidane por delante con un tremendo zapatazo desde lejos que desvía Khedira, haciendo imposible la estirada del veterano Guanluigi Buffon. La final seguía su curso, y a partir de ese segundo gol el Madrid empezó a gustarse, con un Isco Alarcón que llevaba la batuta del encuentro, y un Cristiano Ronaldo infalible dentro del área que coloca el 1-3 en el marcador, y con él difuminaba las esperanzas de una Vecchia Signora que se diluyó como un azucarillo con cada mazazo merengue.

Anuncios
Anuncios

Ya con la Juve entregada al compás que marcaba el Madrid, una jugada espectacular de Marcelo por banda izquierda, deja el pase de la muerte y permite que Marco Asensio empuje a placer para el 1-4 definitivo con el que el Real Madrid hacía historia y conseguía un logro hasta ahora inédito en la competición: ser el único equipo que revalida título desde la nueva denominación Champions.

Además, con su actuación en el día de ayer todo hace indicar que Cristiano Ronaldo tiene ya empaquetado y con su nombre grabado el Balón de Oro de la presente temporada, convirtiéndose ayer con sus dos goles pichichi de la Champions League por quinto año consecutivo, números al alcance solo de superhéroes de este deporte como el portugués, que aún tiene en la recámara otra bala más, con la disputa de la Copa Confederaciones, donde intentará volver a hacer campeón a Portugal, tras conquistar la Eurocopa el pasado verano.

Anuncios

El Real Madrid sigue siendo fiel al lema de su nuevo himno, "Historia que tú hiciste, historia por hacer". A seguir haciendo historia. #Deportes #Fútbol