La clara derrota de los Cleveland Cavaliers ante los Golden State Warriors en las pasadas finales de la #NBA ha desatado algunos rumores que podrían hacer tambalear la sólida estructura de los de Ohio.

La marcha de David Griffin, General Manager de los Cavs, parece no haber gustado a su líder y máxima estrella, un #LeBron James que podría replantearse su futuro en una ciudad a la que encumbró el año pasado logrando el tan ansiado anillo. Su salida una vez expire su contrato en 2018, sería sin duda un golpe de efecto para los Cavaliers y por ende para toda la NBA. Novias no le van a faltar al mejor jugador del mundo y de su decisión dependerá en gran medida el devenir de otros jugadores, así como la completa remodelación de una plantilla que han hecho a su antojo.

Anuncios
Anuncios

La marcha de LeBron James

Nunca le ha faltado de nada y todas las piezas que ha pedido le han llegado, aunque hay que decir que los resultados son incuestionables y refuerzan su liderazgo, con tres finales en otros tantos años y una superioridad manifiesta en la Conferencia Este, donde se han paseado en las últimas campañas.

Los rumores se irán sucediendo según vaya transcurriendo el tiempo, y de su resolución estará muy atento Kyrie Irving, quien podría forzar un traspaso alegando que sin el Rey las opciones reales de campeonato se alejarían considerablemente.

Pero los focos para esta próxima temporada no están en Irving y LeBron, sino en el otro integrante del Big-three, #kevin love. Después de un buen curso en Cleveland (el mejor desde su aterrizaje), su actuación en las finales le puede pasar factura al ala-pivot.

Anuncios

Los números de Kevon Love

Y eso a pesar de que sus números no son malos (16 puntos, 11 rebotes y un 39% en triples), pero las sensaciones que duda cabe han sido bastante peores. Irregular y por momentos desaparecido, su último partido, el a la postre definitivo quinto encuentro, no fue desde luego como esperaba.

Venía de anotar 6 de los 8 triples que había intentado en la única victoria de los suyos en la final, pero en el quinto no fue, ni de lejos, un factor diferencial y ni siquiera el tercer hombre más importante para los Cavaliers, que tuvieron que tirar de J.R Smith y Tristan Thompson como acompañantes de Irving y LeBron. Con esas dudas acerca de su valía en los momentos decisivos, Kevin Love buscará desquitarse esta próxima campaña, no sabemos si en Cleveland o en otra franquicia de la NBA.

Irving, LeBron y Love, un Big-three que puede haber disputado su último partido vistiendo la misma camiseta.