La polémica vuelve a salpicar la vida y carrera deportiva de Gerard Piqué y esta semana ha vuelto a protagonizar un episodio complicado, en concreto mientras circulaba por una autopista en su ciudad, Barcelona. El jugador del #Fútbol Club Barcelona, según cuenta el diario británico Mirror, ha sido cazado por una patrulla de los Mossos D´Esquadra circulando por una autovía de la ciudad a una altísima velocidad, podrían ser más de 190 Km/h. Al parecer los hechos habrían ocurrido este pasado domingo. Recordemos que Piqué no viajó junto a sus compañeros a disputar el encuentro correspondiente a la penúltima jornada de liga ante la U.D. Las Palmas en Gran Canaria, debido a un virus estomacal por el que tuvo que ser ingresado y ser atendido de urgenciads en el Hospital Vall D´Hebron.

El "3" del Barcelona conducía su Audi A6, y en el tabloide inglés aparecen sus imágenes que muestran cuando el defensa es detenido por una patrulla en moto de los Mossos y pasan a tomarle los datos por la ventanilla delantera del conductor.

Anuncios
Anuncios

Pero esta no es la única polémica en la que se ha visto envuelto el futbolista de 30 años de edad. Como ya os contamos anteriormente, Piqué ingresó esta pasada semana en el Hospital Vall D´Hebron por un virus estomacal que le hizo acudir al servicio de urgencias del centro médico. Las redes sociales, tiempo después, comenzaron a ser un herbidero de quejas de los propios pacientes del hospital, que se encontraban en ese momento en las instalaciones esperando el turno para ser atendidos. En concreto, las quejas de los pacientes se fundamentan en que, según su versión, el futbolista a su llegada al centro clínico, fue honrado con un trato de favor entrando directamente a la consulta, y pasando por delante de unas 70 personas, que según estas quejas esperaban su turno en el servicio de urgencias para ser atendidos por un doctor.

Anuncios

Las quejas se fundamentan en el hecho de que, por ser un personaje famoso, Gerard Piqué hubiera recibido en un hospital público un trato de favor diferente al del resto de ciudadanos, por el simple hecho de ser una persona reconocida. Hasta el momento, el jugador del Fútbol Club Barcelona no ha mostrado ningún tipo de reacción al respecto a través de las redes sociales, ni para desmentir estas acusasiones ni para afirmar su veracidad. Dos episodios más a un año controvertido para el central culé, más noticia por sus salidas de tono fuera del terreno de juego que por su propia profesión. #Deportes #Gerard Piqué