Una vez que ha terminado la Liga con el Real Madrid como campeón es hora de hacer balance. Sin duda, podemos destacar que una de las estrellas de la casa blanca ha sido #Isco Alarcón. El malagueño vive su momento más dulce, futbolísticamente hablando. Sus acciones, cargadas de calidad, han sido decisivas para el club.

En este último partido ante el Málaga de Míchel hemos vuelto a disfrutar de la magia de sus pases. Él era el encargado de dar el balón de forma magistral a su compañero Cristiano Ronaldo que adelantaba a los suyos al comienzo del encuentro. ¿Qué tiene Isco que enamora?

Zidane le daba una oportunidad con la lesión de Gareth Bale.

Anuncios
Anuncios

Como bien saben los aficionados madridistas, Isco no estaba presente en la alineación de gala. Siempre lo dejaban como plan B. Aunque, a veces los nuevos proyectos son los que salen adelante y así era como demostraba su autoridad en el terreno de juego con la gran actuación mostrada en El Molinón frente al Sporting de Gijón.

A base de regates y dos goles terminaba de conquistar a los corazones madridistas presentes en tierras asturianas. Pero, también tendría su protagonismo no solo en Liga, sino en las decisivas noches de #Champions League. La vuelta contra el Bayern y la eliminatoria con el Atlético de Madrid sirvieron para darle los galones perdidos que tanto necesitaba en el #Real Madrid.

Isco merece ser titular en la final de la Champions

Hemos tenido que esperar cuatro temporadas para deleitarnos del juego de Francisco Román Alarcón Suárez.

Anuncios

El de Arroyo de la Miel ha sabido esperar pacientemente hasta que su momento ha llegado. Esperemos que el técnico francés sepa valorar la gran actuación del futbolista esta temporada 2016-2017 y no se guíe tanto por los grandes nombres.

La “BBC” no es intocable. Todos sabemos que la calidad de Benzema, Bale y Cristiano es de otro planeta, pero ¿también hay espacio para la “BCI”? Eso es lo que Zizou debería meditar. Las estadísticas van por el buen camino con 11 goles, 7 asistencias y 32 remates en 41 partidos jugados. Y ahora, ¿será titular en la final de Champions League? Sin duda, merecido lo tiene por su constancia y trabajo diario.

Tendremos que esperar a la decisión final del entrenador que es el encargado de dar las órdenes en el vestuario. Lo importante es que Isco ha sabido reinventarse y dar un paso al frente en este club donde la titularidad es algo muy difícil de conseguir. Además, la renovación parece estar más cerca. Así lo demostraba el jugador para calmar a los aficionados: "que estén tranquilos, me quedo en el Real Madrid".