El central catalán del Fútbol Club Barcelona ha vuelto a ser recibido con polémica entre el público madrileño, sin embargo, en esta ocasión el abucheo no ha tenido lugar en un estadio de fútbol, sino en un partido de tenis celebrado en la capital. Piqué ha aprovechado los dos días de descanso que Luis Enrique ha dado a la plantilla del Barça para asistir al encuentro entre David Ferrer y el kazajo Mikhail Kukushkin, en el Mutua Madrid Open.

Pitos e insultos

La polémica se ha suscitado cuando en el videomarcador de la pista Manolo Santana ha aparecido el futbolista barcelonés, envuelto en los últimos tiempos en incontables cruces de declaraciones con el Real Madrid.

Anuncios
Anuncios

Así pues, un sector del público que presenciaba el encuentro ha empezado a silbar e increpar al jugador del Barça, quien, indiferente, ha seguido disfrutando del espectáculo.

La actuación de dichos aficionados no ha pasado por alto para Alex Corretja, ex-tenista catalán y colaborador de Teledeporte, quien ha afirmado: “Hay gente perdiendo los papeles, esto está fuera de lugar”. La anécdota, sin embargo, no ha quedado ahí, pues en el siguiente descanso la organización no ha tenido otra ocurrencia que la de reproducir por megafonía la canción Me enamoré de Shakira, dedicada precisamente a su novio, Gerard Piqué.

Un enfrentamiento que viene de largo

No descubrimos nada nuevo subrayando que Gerard despierta la polémica allá donde se encuentre, y es que, a diferencia de la mayoría de futbolistas, el central no evita pronunciarse sobre temas espinosos.

Anuncios

Valga como ejemplo la extensa entrevista mantenida con el periodista Jordi Basté en TV3, en la cual los espectadores pudieron conocer en profundidad a un personaje inteligente y despierto, que no duda en manifestar su deseo de presidir el F.C. #Barcelona, como tampoco lo hace cuando le piden su opinión sobre la independencia de Cataluña. Con la misma libertad, se ha servido de todos los medios posibles (Twitter, Periscope, etc.) para expresarse en relación a actuaciones arbitrales o para acordarse del eterno rival.

No obstante, los momentos de mayor morbo han coincidido con las entrevistas postpartido, como la que tuvo lugar el 28 de marzo tras el enfrentamiento amistoso entre Francia y España en Saint-Denis, cuando se refirió en estos términos al club blanco: “No me gustan los valores que transmite el Madrid. A sus jugadores les aprecio muchísimo, alguno incluso es amigo mío. Lo que no me gusta es ver a las personalidades que hay en el palco y cómo se mueven los hilos de este país”. Apostillando: “La señora que imputó a Messi, a Neymar y que da un trato diferencial a Cristiano se sienta al lado de Florentino Pérez”. Conociendo su personalidad y dotes para la oratoria, nada parece indicar que ésta pueda ser la última polémica del central del Barça. #Barça #Piqué

#Piqué