Fernando Alonso probará este año, una nueva prueba dentro del mundo del motor, con una gran historia detrás: 500 millas de Indianápolis

La organización de las 500 millas de Indianápolis no ha cambiado en los últimos años, ha sido siempre más o menos igual: los 33 pilotos, que forman parte de la prueba, van a tener que completar 200 vueltas a un óvalo de 4023 metros de longitud y debe hacerse con la misma (o parecida) estrategia y con un monoplaza muy similar. A causa de la sencillez de dicho circuito, sólo se exige al ganador, velocidad, ya que cualquier aspirante, para lograr tener alguna oportunidad de victoria, va a tener que ser capaz de conducir, durante más de tres horas, a casi 400 kilómetros por hora, en cada recta.

Anuncios
Anuncios

Es la sexta prueba de las Indycar Series, que es la competición del motor con mayor número de seguidores de todo Estados Unidos. Pero, en este caso, a causa de la historia y del gran seguimiento que tiene la prueba de las 500 millas de Indianápolis, en esta prueba se consigue el doble número de puntos que en cualquier otra prueba de las Indycar Series.

¿Cuáles serán las grandes diferencias que va a encontrar Fernando Alonso, con la Fórmula 1?

1. Un coche con posibilidades reales. Tras pasar tres temporadas en la Fórmula 1, sufriendo con coches que no han dejado muy bien parado al doble campeón del mundo; pero, en esta ocasión, se va a beneficiar de la alianza con el equipo Andretti Autosport, que fueron los campeones de la pasada edición.

2. No podrá centrarse en la estrategia.

Anuncios

Mientras en la Fórmula 1 es muy importante la estrategia, para poder ganar alguna plaza más; en la Indy 500 no tiene nada que ver. Si no hay accidentes o problemas técnicos, todos los pilotos realizan seis paradas en total y llevan los mismos neumáticos: a la derecha, la rueda grande; a la izquierda, la pequeña. Para lograr que el coche pueda girar mejor (corren en un óvalo). Si el tiempo meteorológico no es el mejor, la prueba se cancela y punto. La mayor parte de los coches llevan las mismas piezas, por lo que no se puede hacer mucha estrategia.

3. Rivales que no conoce Fernando Alonso. Fernando Alonso lleva tantos años en la Fórmula 1, que se conocen todos los puntos fuertes y los puntos débiles, del resto de pilotos, con los que debe enfrentarse. Aquí, no. Es cierto que se encontrará con viejas caras conocidas como son Juan Pablo Montoya o Takumo Sato.

4. 350.000 espectadores encima. Además, alrededor de este evento se suele organizar una feria con barbacoas, cervezas y el ambiente es una mezcla entre familiar (los niños menores de 15 años entran gratis) y de pueblo.

5. Nuevas tradiciones. Los coches salen desde la línea original de ladrillo; el ganador brindará con leche; se dice la famosa frase: "ladies and gentleman, start your enginees!" y el ganador recibirá un trofeo de 50 kilos de peso.

¿Crees que es el inicio de una etapa para Fernando Alonso? #Fórmula1 #FernandoAlonso #Montmelo