Parece que la renovación de Leo Messi por el #Fútbol Club Barcelona está demorándose más de lo que a los aficionados y la directiva del club les gustaría, y el proceso ha sufrido un ligero traspiés en las últimas horas, con una complicación inesperada por parte de Josep María Bartomeu y su Junta Directiva.

El "10" argentino ha rechazado contra todo pronóstico la primera oferta de renovación presentada por el club blaugrana para la ampliación de su vinculación y que siga jugando más temporadas en el Camp Nou. La primera propuesta de renovación que habría rechazado Leo habría sido una oferta en torno a los 30 y 35 millones de euros limpios por temporada.

Anuncios
Anuncios

El futbolista acaba su contrato con el conjunto catalán el próximo 30 de junio de 2018, en tan sólo un año, pero en el seno del club no hay ninguna preocupación en ese aspecto, ya que saben de la voluntad del futbolista de continuar ligado al club de su vida, algo que es recíproco por parte de los mandatarios blaugranas.

Sin embargo, Leo Messi sabe que con la cercanía de la finalización de su contrato, ahora mismo él y su padre y representante, Jorge Messi, tienen la sartén por el mango y pueden jugar las cartas que crean convenientes para llegar a unos términos de acuerdo satisfactorios para sus intereses, con lo que el F.C. Barcelona tendrá que acceder a las exigencias del crack culé si no quiere perderle y que haga las maletas rumbo a otro club el verano que viene, y lo que es más importante, a coste cero.

Anuncios

El padre del jugador y el propio Leo Messi esperan que la próxima oferta del Barcelona aumente la cifra que el futbolista percibiría por cada una de las nuevas temporadas que firme, y así poder por fin estampar su firma en el nuevo contrato. Después de renovar a los dos otros cracks del equipo, Luis Suárez y Neymar, en el club no hay prisa y saben que más tarde o más temprano Leo Messi acabará por estampar su firma y prolongar su vínculo con el club que le ha visto crecer y convertirse en uno de los mejores futbolistas del planeta.

En diciembre, la directiva culé era totalmente pesimista respecto a que la negociación fuera a acabar en buen puerto, pero sin embargo las cosas han cambiado, y a día de hoy parece que son optimistas en que puedan llegar a un acuerdo que satisfaga a las dos partes y pueda rubricar su nuevo contrato. Sin embargo, la renovación de Leo Messi supondrá al Barcelona tener que hacer grandes ventas el próximo mercado de fichajes si quiere cumplir con el fair play financiero impuesto por FIFA a los clubes de fútbol. De lo contrario podrían tener graves consecuencias. #Deportes #Real Madrid