No todo son malas noticias para Zinedine Zidane en cuanto a lo que lesiones se refiere en su plantilla, y este sábado ha recibido la buena noticia de Gareth Bale, que se ha entrenado al mismo ritmo que sus compañeros en la sesión matutina de este sábado, previa al Clásico ante el F.C. Barcelona que se disputará mañana domingo a las 20:45 horas. El galés sintió molestias en el sóleo en la ida de cuartos de final en el Allianz Arena de Múnich ante el Bayern, y en el minuto 55 de partido fue reemplazado del terreno de juego por Marco Asensio, decisivo en el choque con una perfecta asistencia a Cristiano Ronaldo para perforar la red alemana. Esta mañana, en rueda de prensa, Zidane confirmó que el "11" madridista superó sus molestias y ha entrado en la lista de 20 convocados para el encuentro ante los de Luis Enrique.

Anuncios
Anuncios

Ahora queda por ver si apuesta por Bale en el once titular, formando de nuevo la BBC en punta de ataque, o le reserva para el segundo tiempo y da entrada a otro futbolista. Isco o Asensio son los que más posibilidades tienen de sustituir al crack británico.

La última es la séptima lesión de Gareth Bale en el sóleo que sufre en su carrera, un músculo que le está dando más de un quebradero de cabeza y que le está impidiendo tener una continuidad en el once inicial del conjunto madridista. El futbolista galés fue una de las sensaciones del cuadro de Zinedine Zidane la pasada temporada, siendo fundamental en la conquista de la Undécima, y aportando goles decisivos en la lucha que tuvo hasta el final por la liga con el F.C. Barcelona, llegando a recortarles 11 puntos y perdiendo el campeonato a sólo un punto de diferencia respecto a su máximo rival.

Anuncios

Sin embargo, a principios de esta temporada, una fuerte lesión de tobillo truncó su progresión ascendente, obligandole a pasar por el quirófano y permanecer tres meses de baja. Una vez superada, Bale no ha vuelto a ser el mismo este curso sobre el terreno de juego, hasta el punto de hacer dudar a la parroquia madridista si la BBC debe seguir siendo intocable como dijera Zidane cuando aceptó el cargo de entrenador, o hay que pensar en otra variante táctica que haga crecer el juego del equipo.

Para el partido de mañana, el plan de los médicos es no arriesgar colocando al extremo de inicio en el once titular, pero parece que Zidane tiene otros planes y su intención es salir con los tres tenores a afrontar un partido que puede dejar sentenciada la liga a favor del Real Madrid, o apretarlas aún más en este emocionante final de campeonato. #Deportes #Real Madrid #Fútbol