El nombre de Pau Gasol probablemente vaya asociado al del mejor baloncestistas español de todos los tiempos, ya que lo es. De hecho, muchos se suman a la teoría de que el gigante catalán podía ser considerado el interno FIBA de mayor impacto en la historia, puesto que argumentos de peso ostenta para tal distinción.

Sin embargo, los calificativos hacia el ala-pívot criado en Sant Boi crecen con el paso del tiempo hasta en la mejor liga del planeta, la NBA. Y es que al término de la ronda regular, días atrás, el mayor de la dinastía Gasol se erigió en el jugador 44 en alcanzar los 20.000 puntos en dicho certamen, además de ser el segundo extranjero, de nacionalidad, en gestar la hazaña, solo por detrás del ya mítico alemán Dirk Nowitzki.

Anuncios
Anuncios

Es cierto que Tim Duncan (Islas Vírgenes Americanas), Hakeem Olajuwon (Nigeria) y Patrick Ewing (Jamaica) ostentan una influencia tremenda al hablar de centros no nacidos en Estados Unidos y que hicieron historia, con mejores dígitos que Gasol, en el torneo élite del mundo; no obstante, estos tres iconos del poste bajo representaron a la nación de las barras y las estrellas, incluso siendo partícipes de distintas versiones del "Dream Team" (Equipo Soñado de USA) en eventos FIBA u Olímpicos; por consiguiente, pocos "extranjeros" en toda la extensión de la palabra poseen un mayor palmarés en la National Basketball Association que el dorsal 4 de la selección ibérica, y hoy, miembro estelar de los Spurs de San Antonio, quienes lideran su serie de primera vuelta de playoffs contra los Grizzlies de Memphis.

Anuncios

Y es que Pau ha asistido al Juego de Estrellas en seis de sus 17 campañas de #NBA, aunado a promediar 18.5 puntos, 9.8 rebotes y 1.7 bloqueos por encuentro en su carrera, números al alcance de pocos elementos de la pintura, a los que vale sumar dos anillos de campeón, siendo escudero del mítico Kobe Bryant en los Lakers de Los Ángeles, durante aquellos gloriosos ejercicios 2008-2009 y 2009-2010 en Staples Center.

En honor a la verdad, solamente Nowitzki y una performance que engloba 30.260 unidades (sexto en la historia y primero entre activos), con 21.7 de media por choque, junto a 13 invitaciones al Juego de Estrellas, un premio Más Valioso en temporada regular y otro en la final 2010-2011, donde llevó a Mavericks de Dallas al titulo, superan las faenas vitalicias de Gasol cuando de foráneos en la NBA se trata. Claro, vale acotar que el alemán fue un "falso" ala-pívot en buena parte de su trayectoria, debido a su capacidad sobresaliente y eficacia para disparar a media y larga distancia, sin ser una real amenaza en el poste bajo, como sí lo es el otrora abanderado de la delegación española en los JJOO de Londres 2012.

Anuncios

Asimismo, no puede quedar debajo de la mesa la referencia del MVP del Mundial de Japón 2006, ganado por España, al momento de usarse en vías de dar cátedra de movimientos en la llave. Y es que pese no ser más un chaval (36 años), el mayor de los hermanos Gasol aún combina el tradicional juego de piernas y visión de centro europeo, con el atleticismo norteamericano, ese que a lo largo de su carrera le permitió realizar volcadas excitantes tras giros de espaldas al aro, ganchos efectivos y un "jumper" a media distancia que hizo suyo de forma determinante con el paso del tiempo.

Todo eso en ataque, mientras que su defensa, criticada en ciertas etapas por los medios estadounidenses, siempre ha dado la cara en el "clutch" o momentos decisivos de temporadas, junto a una capacidad de bloqueo bestial, por encima del promedio.

Ya se conocía el bagaje, único, de Pau Gasol en el básquet internacional, pero valía la pena recordar sus hitos en la crema de esta disciplina, la NBA, donde el catalán también es leyenda. #PauGasol #Baloncesto